Libros para ser libres

lucha libre

Lucía Escobar
@liberalucha

Adquirir y leer libros es una de las pocas maneras que tenemos para rebelarnos contra la estupidez humana. Leer es una herramienta indispensable para la construcción del pensamiento lógico y la crítica. Cuando leemos activamos la empatía y somos capaces de ponernos en los pies de otros. A través de la lectura entendemos procesos complicamos, adquirimos información, creamos conocimiento, ampliamos nuestro vocabulario, desarrollamos nuevas habilidades y vivimos infinidad de vidas.

En países como Guatemala, donde la lectura se ningunea, y el pensamiento inteligente se persigue, es fundamental el trabajo de la Gremial de editores de Guatemala, quienes desde el año 2000, organizan la Feria internacional del libro, un lugar de encuentro para lectores, escritores y editores. La Filgua comienza mañana en Fórum Majadas y terminará diez días después. Van 15 ediciones de este espacio de fiesta para los lectores ávidos, donde a través de charlas, presentaciones de libros, conversatorios, talleres y concursos de lectura, es posible acercarse al panorama de las ideas en Guatemala, a los autores que están escribiendo y ficcionando las realidades.

Los organizadores cada vez dedican un espacio para atraer a los niños y niñas a través de las jornadas de literatura infantil y juvenil. Organizan un concurso nacional de bibliotecas públicas, la conferencia internacional de bibliotecarios, visitas escolares, un encuentro de escritores centroamericanos y una conferencia internacional sobre literatura centroamericana contemporánea. Este año también las actividades y ventas se enriquecen con Filgua música y Filgua Cine, un intento por vincular otras artes a la literatura. Habrán 157 stands dedicados a la más reciente de la producción de libros.

En esta ocasión, Francia, es el país invitado, así que habrá mucha literatura francesa y actividades especiales para conmemorar y celebrar las relaciones literarias entre ambos países. No olvidamos que muchos refugiados y perseguidos políticos encontraron en aquella nación europea, un lugar que les abrió las puertas y en más de una ocasión, la mente. Escritores como Miguel Ángel Asturias, Luis Cardoza y Aragón, Enrique Gómez Carrillo o Saint Exupery, vieron en su literatura frutos nacidos del rico intercambio entre países.

Me es imposible no recordar aquí al entrañable Tasso Hadjidodou, exagregado cultural de la Embajada de Francia, quien durante muchos años promovió el arte y la cultura con gran ahínco en el país y en zona 1, lugar que recorrió acompañado de un morralito típico lleno de libros, discos y tarjetas de presentación.

Los libros son para todos. Hay un libro esperando por cada persona. Ellos nos invitan a explorarlos. Véase caminando entre los estantes, tocando los libros, leyendo las contraportadas, fantaseando sobre lo que traen dentro, pensando a qué saben sus palabras, a qué suenan sus ideas.

Horarios y actividades en www.filgua.com y @FILGuatemala.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/lacolumna/2018/07/11/libros-para-ser-libres/]

Lucía Escobar

Lucía Escobar

Estoy casada con el periodismo y a veces le soy infiel con la ficción. He sido redactora, reportera, editora, columnista y lo que se ofrezca en una redacción. Escribo porque me siento cómoda entre las palabras. Además, soy entusiasta del arte, la cultura y la ecología.
Lucía Escobar