El libro que jamás terminé

Segunda parte

Fredy Obdulio López González

Decirle adiós a mi Padre fue un acontecimiento muy triste, llevarlo hasta el cementerio, ver su caja cerca de la tumba, había ese día mucha gente, pero alguien me dijo, Fredy va a dar algunas palabras, y le conteste con un movimiento de cabeza que sí, y expresé lo siguiente: “Hay un momento para nacer, así como un momento para desarrollarse como humano y hay un momento para morir… mi padre amó a la comunidad las Mercedes y aunque lejos, siempre estuvo aquí, en su tierra, muy seguido me llamaba por teléfono y me decía hoy tuve este sueño de Mercedes, añoraba vivir nuevamente en esta comunidad,  su sueño era comprar un terreno y edificar una casa grande donde pudiéramos vivir todos, mi padre fue ejemplo de muchas generaciones, hombre leal, trabajador y amó a mi madre porque fueron inseparables, y en diciembre me dijo, yo quiero regresar a Mercedes, me siento enfermo y allá es más fácil que me puedan llevar al hospital, mi padre ya presentía el final, y no quería que la muerte lo sorprendiera lejos de su amada tierra.

Un día durante mi niñez, mi padre me contó una historia de un personaje legendario a quien apodaban “El Gallo Giro”, me dijo que era una especie de guerrillero, de maleante, porque asaltaba camiones y mejor si eran con producto, pero tenia algo peculiar  que “le robaba a los ricos”, para luego darle a los pobres, algo así como el programa de radio que se llama, “Chucho el roto”.  Pero un día lo persiguió el ejército y lograron matarlo y mi padre saco unos periódicos viejos donde estaba la noticia de la muerte del “Gallo Giro” y después de algunos años, un señor de nombre Valentín que visitaba la casa, porque mi padre tenía su tienda allá por la colonia el Milagro zona 6  de Mixco, que en una de las pláticas contaba que él era ex-militar  y entre sus recuerdos estaba haber participado en la persecución del “Gallo Giro”.  Mi padre tenía ideas revolucionarias, admiraba la Revolución de Octubre, al Presidente Jacobo Arbenz, siempre me hablaba de Manuel Colon Argueta y su partido el Frente Unido de la Revolución, del Partido Guatemalteco del Trabajo, pero estos últimos si son comunistas  decía. Mi padre me decía que la guerrilla tenía gente simpatizante y buscaban incorporar a sus filas a personas honorables y sin saber a veces uno estaba platicando con alguno que en secreto pertenecía a la guerrilla, porque si uno simpatizaba con el FUR. por ejemplo. siempre lo perseguían, aunque ese partido en realidad era de centro derecha.

Un día mi padre me contó la historia de un familiar a quien apodaban “El Malagana”, él era una persona muy tranquila, pero como en la comunidad las personas tenían la costumbre  de salir a defecar o a orinar al monte, en una noche El Malagana tuvo la mala suerte de ver como llenaban un camión de café, para su mala suerte fue visto y para que no los delatara al otro día el malagana fue secuestrado y asesinado.

También me contó la historia de un administrador de nuestra comunidad Las Mercedes,  que siempre hablaba mal de las imágenes religiosas e inclusive pretendía prohibir la procesiones, pero un día durante  una de la procesiones de la Señora de las Mercedes, que siempre van acompañadas de estallido de bombas con mortero, una de las bombas no detonó al aire y fue a hacer impacto en la pequeña hija (siendo la más bonita) del administrador,  matándola inmediatamente, decía mi padre que Dios no castiga pero ese día el administrador reconoció su error y se fue hincado hasta  donde estaba la imagen de la Virgen de la Mercedes a pedirle perdón.

En la comunidad de las Mercedes, hay dos ferias patronales, una para los últimos días de enero, con la cual se agradece a la Virgen de las Mercedes por todo lo que obtuvieron durante el año anterior, por las cosechas, y la otra feria es el 24 de septiembre que es el cumpleaños de la Virgen de las Mercedes, mi padre me contaba que la imagen fue una donación de su Padre  Thomas Cañeñas,  este señor era uno de los más adinerados de la región, poseía terrenos y casas las más grandes de Colomba, la llamada Costa Cuca.  Mi abuelo tenía en una de sus casas una capilla propia donde se podían apreciar una gran cantidad de imágenes, se le solicito una donación de la Imagen de la Señora de la Mercedes.

Según wikipedia. Colomba Costa Cuca («Colomba»: en honor a María Colomba Barillas Robles, una hija del expresidente Manuel Lisandro Barillas) es uno de los municipios del departamento de Quetzaltenango, en la República de Guatemala. Tiene una población de 38.7461​ habitantes, y una superficie de 2122​ km². La cabecera municipal se sitúa a 1,024 msnm. El municipio, al igual que todo el departamento de Quetzaltenango es territorio ocupado por la etnia Mam.

El poblado surgió luego de la Reforma Liberal en 1871; en ese momento, los criollos liberales llamaron a la región como «municipio de Morazán» en honor al caudillo liberal hondureño Francisco Morazán, y luego, en 1882, «Franklin» en honor al prócer estadounidense Benjamin Franklin. Por último, el gobierno del general Manuel Lisandro Barillas lo nombró «Colomba Florida», en honor a una de las hijas del presidente.

Su economía gira en los cultivos de café, el comercio y algunas artesanías. Entre sus atractivos pueden mencionarse la «Laguna de la Finca Las Mercedes» y el «Mirador Chukalbal».

En estos tiempos 2018 ya la Laguna de la Finca de Las  Mercedes lamentablemente ya no existe, solo hay un pequeño agujero y un pequeño puente que permite el paso en la vuelta de la antigua laguna.

El cultivo de café, ya no es el prioritario.

Escribir de mi padre, es algo que probablemente no tenga un final, por eso me refiero en el título El libro que jamás terminé como algo especial de su herencia, los conocimientos que para mí tienen un valor incalculable.

 

fredy2012

54 años, Administrador de Empresas, me gusta la lectura y escribir lo que siento.