Quisieron siempre ocultar la verdad… obstruir la justicia.
Proteger al junior… buscando formas de bloquear los procesos judiciales.
Inclusive tejiendo una historia de un secuestro por parte de un loco enamorado y obsesionado por la bella Cristina… el noble Roberto tuvo que huir llevándose a sus pequeños hijos para salvarlos de una muerte segura.
La excelentísima ex-magistrada protegió siempre el buen nombre de su familia, llegando al propio sacrificio de la prisión preventiva, hasta esclarecer la inocencia de su querido hijo.
Más de dos años de ocultar un crimen, tanto del asesinato de Cristina, como del secuestro de dos inocentes niños que tuvieron la dicha de nacer de una mujer que la inmortalizo la barrera de la impunidad y del ser más despreciable capaz de matar a golpes a una mujer y huir como todo un cobarde.
Lo más terrible es la estructura criminal que está detrás de la fuga… como lograr burlar la justicia, cambiar identidades, a qué precio… poseer recursos y quien lo financio durante más de dos años.
Quien defenderá a Roberto Barrera sabiendo de antemano que todas las pruebas lo inculpan.
Y de qué forma las autoridades persuadirán a Barrera para que informe el preciso lugar donde dejo el cuerpo de Cristina.
CRISTINA VIVE… es y será ejemplo para que las mujeres que sufren maltrato nunca callen.
A pesar de la barrera de la impunidad.