Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

A: La Virgen de Guadalupe
Mariología

Virgencita del Tepeyac, morena,
tu eres mi madre, Señora Divina
tu eres la luz donde el mundo camina,
Dios te forjó pura y de Gracia Plena.

Del cielo bajaste envuelta de Sol
de entre todas escogida Doncella,
con el fulgor de la más bella estrella
pa´ dar belleza a la mar tornasol.

Oigo cantar, a la madre más bella
una voz canora en el paraíso,
a la Reina del cielo que dios quiso
que con pureza siguieran su huella.

En la campiña no existe la rosa,
no hay en toda la tierra oro mejor
similar siquiera a tu resplandor
ni pureza de Santísima Esposa.

Para los humanos sois El Sagrario
me cubre tu Venerable Aliento…
el dulce Ayate, tu Tilma, tu Manto
y todo se calma con tu Rosario.

Te canto porque soy guadalupano
y con esa voz, traigo un solo ruego
“Mi Niña” como dijo el indio Diego,
no olvides a tu siervo franciscano.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano, OFS

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •