Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En un acto académico realizado en el Musac, Estuardo Gálvez entregó el galardón al presidente de “elPeriódico”.

Las razones fueron enumeradas por el rector de la Universidad de San Carlos (Usac), Estuardo Gálvez, quien señaló que el paso “de prisa” de Jose Rubén Zamora por el campus universitario dejó “lacrado el sello de esta alta casa de estudios”.

Iniciaba la década de los setenta, la segunda del enfrentamiento armado interno, que mantenía un clima de secuestro y asesinato contra dirigentes universitarios. Zamora no fue ajeno a la ola de crímenes de la época.

Gálvez remembró que a Zamora le tocó sufrir aquellos días de violencia política, que se llevó consigo a Jesús Marroquín, su primo, que era profesor de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales.

“Sin importarle si estaba de acuerdo con sus ideas, Jose Rubén Zamora asistió a ‘Chus’ Marroquín, y se arriesgó por él hasta las últimas consecuencias”, parafraseó Gálvez.

Recordó, además, que en una ocasión Zamora dio refugio a un disidente desconocido que fue abandonado herido en el Campus Universitario, “y lo hizo en complicidad con su familia materna, a la cual no se le podría calificar de izquierda”.

Zamora ostenta el título de Ingeniero Industrial de la Usac, y una maestría en Administración de Empresas con Especialización en Banca y Finanzas del Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE).

Fue miembro del Consejo de la Escuela de Ingeniería Mecánica Industrial de su facultad, así como delegado estudiantil en el I Seminario de Reestructuración de Ingeniería Mecánica Industrial de la Usac.

“En honor a Alejandro Cojtí”
Zamora recibió el homenaje, el cual dijo no merecer, sin embargo, mencionó que dentro de las aulas universitarias conoció a un hombre que le sirvió de maestro y fuente de inspiración en la vida.

“Alejandro Cojtí, el hombre más brillante e íntegro que he conocido… a él ofrezco este honor que me concede mi querida Universidad de San Carlos”, exclamó en su discurso.

Cojtí y el Che Guevara fueron entonces sus referentes en aquella época. El guerrillero argentino escribió sobre El Hombre Nuevo, el cual a juicio de Zamora, Cojtí encarnaba a la perfección ya que “predicaba con el ejemplo”.

“Orador brillante, solidario, fraterno, leal, compasivo, entregado absolutamente a una causa… nos enseñó que nadie puede arrebatarnos la dignidad… yo sé que Alejandro me concede el honor de honrarlo póstumamente”, concluyó el profesional a quien se le rindió el homenaje.

Tomado de elPeriódico
De Óscar Herrera oherrera@elperiódico.com.gt

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •