Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***Infecciones del Corazón****

Justo hoy…

Con versos que de tanto esperar

ver la luz han caducado,

cuando un poema tiene ese

sabor de algo expirado…

Viene a mí como un torrente,

como la locura a un demente,

ese germen que siempre no fue

mas que una amenaza latente.

¿Será? Que lo despertó este sentimiento

que nunca quiso encontrar aposento,

si no hasta que te conocí…

¿Me pregunto una y otra vez?

Que tienes tú que no tenga otra mujer,

¿Por qué? No me canso de pensarte

y extrañarte una vez y otra vez…

No quiero sonar triado…

No quiero admitir que eso que

llaman amor a mí a llegado.

Y es que eso de enamorarse es

tan complicado y nadie sabe darle

una adecuada explicación.

Tampoco yo se explicarlo…

Como explicar que mi corazón

empieza a palpitar con tan solo

evocar tu presencia.

Como explicar que mi cuerpo

empieza a temblar con tan solo

sentir el roce de tus manos.

¿Quién me puede decir?

Como le puedo impedir a estos

sentimientos que hablen por mí…

Como logro una concertación,

entre mi mente y mi corazón,

como dejo de pensar en ella,

como dejo de evocar su nombre.

¡Sí! Lo sé estoy sonando triado,

como un idiota enamorado,

que no sabe que decir…

¿Será que esta es una enfermedad?

Con la que nacemos con tal predisposición,

que el germen desde siempre hasta

alojado en el corazón…

Y sólo se activa y propaga cuando

nuestras defensas se han debilitado

frente a una mirada de mujer.

¡Ojalá! Algún antibiótico logre su

avance detener…

de esta enfermedad que me hace sentirme

viejo y al mismo tiempo rejuvenecer.

¡Ojala! Esta infección no se propague,

al punto que no quede una sola parte

de mi inmune a sus efectos…

¡Ojalá! Encuentre esa panacea

que alivia cualquier enfermedad,

antes que esta me haga sucumbir

y tenga que vivir el resto de mis días

enamorado de ti.

Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •