Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El próximo 21 de julio de 2012, el actual Director de la sede Guatemala de FLACSO, Dr. Virgilio Álvarez Aragón terminará su gestión.  No será sustituido por un nuevo Director, porque  como es sabido  una maniobra intervencionista realizada desde el ministerio de finanzas y avalada por el presidente Otto Pérez Molina, impidió que el candidato electo por el Consejo Académico y luego avalado por la propia cancillería, Dr. Óscar López,  le sucediera en el cargo. Será  el propio Secretario General electo de FLACSO, Dr. Adrián Bonilla quien tome  las riendas de la gestión de FLACSO Guatemala, al menos durante  algunos meses  mientras nombra a un delegado de la Secretaría General.  El intervencionismo del gobierno de Pérez Molina le provocó un daño significativo a FLACSO, entre otras cosas porque provocó una fractura interna en la institución. Por ello cabe esperar que si se nombra a un nuevo delegado o delegada, la persona nombrada no sea parte del conflicto sino de la solución.

Al final de la gestión del Dr. Virgilio Álvarez cabe hacer un balance  de la misma, la cual estuvo marcada por su espíritu emprendedor  y  una cabeza que actuó siempre como una fábrica de ideas. Virgilio recibió a FLACSO con una maestría y un doctorado en Ciencias sociales y al final de su gestión  se pueden observar seis maestrías, dos de ellas recientemente aprobadas por el Consejo Superior en su sesión en mayo recién pasado en la ciudad de Quito. Me refiero a la maestría en estudios de género y la de psicología social y violencia.  En la maestría y el doctorado en ciencias sociales se dio la presencia de maestros nacionales y visitantes del extranjero de alto nivel. Se crearon  además dos nuevos programas el de estudios de género y el de migración. Éste último en asociación con el prestigioso colegio de la Frontera Norte de México. En materia editorial hay que decir que FLACSO instituyó la Feria Internacional del libro de las ciencias sociales, se crearon varias colecciones de libros, se regularizó el mensuario Diálogo, se duplicó el número de títulos de libros y se creó un programa de radio en la TGW. Un esfuerzo  muy importante y que fue idea del propio Virgilio, fue la convocatoria a un conjunto de científicos sociales nacionales y extranjeros para escribir  una historia reciente de Guatemala la cual abarcará el período 1954-1996, aunque varios de los capítulos escritos llevan su examen hasta principios del siglo XXI. Ya se encuentran en proceso de edición al menos cinco tomos de esta magna obra que indudablemente será fuente de consulta obligada par a los estudiosos del proceso histórico  contemporáneo de Guatemala.

En lo que se refiere a la administración de los recursos de la institución, me parece que un  logro importante de la gestión del Dr. Álvarez es que FLACSO Guatemala pagó el edificio con el que cuenta en la zona 10 con tres años de anticipación. Además se lograron ahorros significativos que le crean a la institución un colchón para hacerle frente a una situación financiera que se presenta como compleja  para el año entrante, cuando fuentes de financiamiento con las cuales e había contado, dejaran de existir. Después de varios años de esfuerzos, finalmente  el Congreso de la República, tuvo a bien  otorgarle a FLACSO una asignación presupuestaria de mediano monto, la cual hasta donde llega mi información no  se le ha entregado a la institución.

Independientemente de estos logros, lo más importante en mi perspectiva es que durante estos años, FLACSO le dio continuidad a un espíritu plural, independiente y crítico. Albergó en su seno diversas tendencias teóricas, metodológicas y políticas. Abrió el espacio para la reflexión sobre los movimientos sociales desde el punto de vista académico y se adhirió a las causas progresistas del país y del mundo. Todo ello en el marco de la moderación que debe tener una institución como lo es FLACSO. Indudablemente, la forma traumática en la que se interrumpió lo que debería haber sido el proceso normal de sucesión en la dirección de FLACSO, ha tenido consecuencias que esperamos sean resueltas bajo la conducción de la Secretaría General.

Hemos titulado este artículo usando la expresión “fin de un ciclo”.  Esperemos que este final de ciclo tenga un sentido progresivo y no el regresivo que pretendió el actual gobierno con su desafortunada actuación.

Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra. Sociologo especializado en el tema de violencia política, terrorismo de estado, procesos políticos latinoamericanos. Autor de libros y artículos sobre esos temas.
Carlos Figueroa Ibarra

Latest posts by Carlos Figueroa Ibarra (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •