Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Filgua (II)

Gerardo Guinea Diez

Esta semana empieza Filgua 2015. Se dice fácil, pero en medio de precariedades y ausencia de apoyos, los organizadores, año tras año, con perseverancia y pasión han hecho suyas las palabras del poeta francés, Paul Valéry: “…el mundo solo existe para desembocar en un libro hermoso”. Y habrá más de uno que se convertirá en la hacienda vital e intelectual de los lectores, porque un libro nos hace sentir en casa con algo que no conocíamos. Un mundo abriéndose a nosotros. Nos acompañarán escritores de Centroamérica, Chile, Perú, Argentina, Colombia y la nutrida delegación de México, a quien está dedicada la XII edición.

La literatura guatemalteca está entre las más antiguas del continente. Desde el Popol Vuh, el Título de los Señores de Totonicapán, El Rabinal Achí, entre otras, existe una línea de continuidad a lo largo de los siglos. Cabe recordar la reciente muerte de José León Coloch Garniga, quien recibió de Esteban Xolop, la tarea de cuidar el manuscrito desde los años ochenta del siglo pasado.

A esa lista se suman escritores como sor Juana de Maldonado, la primera poetiza y dramaturga colonial de Centroamérica, Francisco Antonio Fuentes y Guzmán, autor de la Recordación Florida. Asimismo, las obras didácticas de Rafael García Goyena y Fray Matías de Córdova. Sin obviar, a Rafael Landívar, quien escribió en latín Rusticatio Mexicana. A esa grandeza guatemalteca, también contribuyeron los escritores del siglo XIX, y nuestros clásicos del siglo XX.

Así, editores, libreros, escritores se darán cita a partir del jueves. Varias novedades enriquecerán esta fiesta del libro. Dentro de estas están las novelas de Arnoldo Gálvez Suárez, Puente adentro, ganadora del Concurso de Novela BAM-F&G y El manipulador, de David Unger, Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 2014; Tusquets, asimismo, dará a conocer Autorretrato de familia con perro, de Álvaro Uribe, merecedora del Premio Xavier Villaurrutia. En esta cita anual estará Jorge Zepeda Patterson, ganador con Milena o el fémur más bello del mundo, del Premio Planeta 2014.

Del lado de la novela negra, estarán Paco Ignacio Taibo II, uno de los grandes autores contemporáneos del género. Ha sido galardonado con el Dashiell Hammet, el Café Gijón y el Grijalbo, entre otros. A su vez, Élmer Mendoza, finalista del Dashiell Hammett y ganador del Tusquets de novela en 2007. Sin mencionar la presencia de Eraclio Zepeda, ese entrañable escritor, amigo de Guatemala y amplio conocedor de la frontera sur mexicana.

Igualmente, en Filgua habrá charlas, foros, lectura de poesía, literatura infantil. Quizá Filgua solo sea para que después de abandonar su recinto digamos en voz alta el poema de Gelman: “¿Y si la poesía fuera un olvido del perro que te mordió la sangre /una delicia falsa /una fuga en mí mayor /un invento de lo que nunca se podrá decir? /¿Y si fuera la negación de la calle /la bosta de un caballo /el suicidio de los ojos agudos? /¿Y si fuera lo que es en cualquier parte y nunca avisa? ¿Y si fuera?

 

Gerardo Guinea Diez
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •