Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
***Epifanía***

Brillo la luz y las tinieblas no la sofocaron,
huyendo se fueron a esconder bajo las piedras,
sin embargo solo algunos se dejaron envolver
y atraer por su luz, los demás estaban ocupados…

Un coro de ángeles estremeció los cielos,
sin embargo muy pocos escucharon…
Entonces danzaron los planetas y hasta un
cometa surco el horizonte para dar anuncio
al que viene en el nombre del señor…

No se necesitaba ser miembro de la corte,
no se precisaba de regalos costosos para quedar bien,
no fue requisito el ser santo e inmaculado para estar a su lado,
y sin embargo lo ignoraron-“Vino a los suyos y los suyos
no lo recibieron”.

Estando tan cerca lo dejaron pasar…
Mientras otros en un viaje de esperanza
lo vinieron a encontrar.

Hoy esa luz sigue brillando…
Hoy el pequeño de Belén se sigue manifestando,
¿Pero quién escucha?, ¿Quién atiende?
Quién reclama que nadie lo comprende,
que nadie lo escucha y siente en su pecho
el vacío que deja la soledad…

Porque aun en medio de las redes sociales,
de mensajes de texto que se envían con cualquier pretexto,
y a pesar de tener tantos medios para “divertirnos” nos
sentimos aburridos y aturdidos…

Hoy en medio de esa incapacidad para estar a solas,
hoy en medio de toda esa ola de imágenes y mensajes
que reclaman nuestra atención, esa luz sigue brillando.

Porque la”Epifanía del Señor” es más que una fecha,
plagada de regalos, torta y meriendas…
Va más allá de historias y leyendas…
Es el día en que el cielo abrazo a la tierra,
es una luz que brilla desde la eternidad para acoger
a todo aquel que a ella se quiera acercar.

Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •