Preguntas a Francisco Goldman

Jaime Barrios Carrillo

 En su libro El arte del asesinato político, publicado hace dos décadas abrió usted pistas para identificar a los asesinos intelectuales. Después los años que han pasado desde la publicación y al cumplirse 20 años de la muerte del obispo Juan Gerardi, ¿sigue usted sosteniendo lo mismo? ¿Ve cosas que han cambiado?

Como tú dices, han pasado diez años, y no he seguido el caso como lo hice en los años cuando estaba trabajando el libro. Leo lo que todo el mundo lee en los periódicos. Y, por supuesto, amigos y colegas de esos años que siguen conectados al caso a veces me cuentan cosas, pero no estoy a libre a revelar lo que me dicen. Yo escribí una historia del caso, entonces no era yo quien sostenía, eran los fiscales, los jueces, los investigadores, etcétera, y más que todo, en mi libro yo intenté reconstruir en una narrativa el caso complejo que ellos armaron en esos años. Reporté también sobre evidencias creíbles, aunque fueron circunstanciales, que encontraba en el camino, evidencias; es el trabajo de un sistema de justicia a investigar tales evidencias, un periodista solo puede reportarlas. Pero no he visto nada que desmienta cualquiera de esas evidencias o sospechas. Lo que no ha cambiado es que después de veinte años nada ha emergido, ninguna evidencia, que podría sostener los acusaciones de los teóricos de la conspiración quienes siempre han rodeado este caso. Nada que sostenga Valle del Sol, ninguna prueba que Chanax no fuera quien el decía ser, etcétera. Con las revelaciones que recientemente se han hecho públicas sobre el caso Pandora, sobre los pagos de Arzú a Lima, y las declaraciones de Alejandra Reyes, la viuda de Lima, está más obvio que nunca que los veredictos en caso Gerardi estaban en la marca y apuntando en las direcciones correctas. Claro, todavía hay mucho que no se sabe, o que el público no conoce, pero yo creo que el caso va avanzando.

El señalamiento a Álvaro Arzú, conectándolo con Byron Lima por parte de Cicig y Ministerio Público en meses pasados, coincide con algunas de sus teorías presentada en su libro. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

Creo que sí.

Una pregunta directa: ¿hay evidencias e indicios suficientes para afirmar que el general Otto Pérez Molina estuvo involucrado en el asesinato del obispo Gerardi?

Hay evidencias muy fuertes de su papel como protector de Lima y sus actividades criminales desde que Lima entró la cárcel. Eso sí. Y acuérdate en las entrevistas que daba Pérez Molina cuando salió el libro, él hasta negaba conocer a Lima. Entonces, bueno. Como dije arriba, son cosas que quizás la justicia va investigar mas a fondo algún día, no sé.

¿Cree que se resolverá algún día el misterio de los asesinos intelectuales del obispo?

Tengo fe que sí.

Algo que quiera agregar.

El caso Gerardi fue un triunfo insólito y sin precedentes para la sistema de justicia en Guatemala. No vino de los cielos, no fue realismo mágico, no fue por azar, fue por el trabajo, talento y enorme valentía y compromiso de guatemaltecos del sistema de justicia, de la ODHAG, de algunos otros. Me dan tristeza y hasta algo de náusea los cínicos y los charlatanes tendenciosos en Guatemala y en Estados Unidos que tanto han intentado a manchar ese triunfo. Como dije, pues, aquí estamos veinte años después, y no ha salido ni una miga de evidencias a favor de ellos y sus «teorías». Mientras el caso Gerardi que triunfó en los tribunales cada día se ve más fuerte.

 

Francisco Goldman: Escritor norteamericano de origen guatemalteco. Nació en Boston, en el seno de una familia mitad judía y mitad católica. Muy joven volvió a Guatemala para escribir reportajes en pleno conflicto armado interno. Completó luego estudios universitarios y además del periodismo ha publicado novelas como El esposo divino y La Larga noche de los pollos blancos. Profesor de inglés en el Trinity College de Hartford, Connecticut. Vive entre México y Nueva York. Tiene escritos artículos y cuentos en New Yorker, Harper’s, The New York Times Magazine, Esquire, The New York Review of Books, Outside y otras publicaciones. También ha logrado premios importantes por su segunda novela y por el ensayo El arte del asesinato político. ¿Quién mató al obispo Gerardi?.

Fuente: [http://gazeta.gt/preguntas-a-francisco-goldman/]