Syriza: esperanza y reto para Europa y el mundo

Carlos Figueroa Ibarra

Las fallas que el neoliberalismo ha observado en el mundo entero, se hicieron evidentes de manera terrible en Grecia y España como consecuencia de la crisis mundial que arrancó en 2008. En el caso de Grecia, esta crisis devino en un endeudamiento astrónomico que para 2010 era equivalente a casi el 130 de su Producto Interno Bruto. Pese a las medidas impuestas por la “troika” neoliberal en Europa (Banco Central Europeo-BCE, Comisión Europea y FMI), o para decirlo con  precisión debido a dichas medidas, Grecia se sumió más en la crisis: en 2014 la deuda equivalía al 175% de su PIB. Los 240 mil millones de euros prestados  por la troika a Grecia, aumentaron su deuda a 320 mil millones trayendo como consecuencia la profundización de la crisis en la deflación.

Los prestamos se hicieron para que Grecia pudiera pagarle a los bancos europeos con los cuales tenía deuda (principalmente los alemanes) y para hacerlo, los gobiernos griegos del Partido Socialista Panhelénico y Nueva Democracia sometieron a los griegos a medidas de austeridad terribles: despido de 150 mil burócratas, disminución del salario mínimo  en un 60%, aumento del IVA de 23%  (castigo a los consumidores  y no a los que más tienen), reducción de las pensiones en un 40%, recortes presupuestarios. El resultado ha sido una tasa de desempleo del 25% y de desempleo juvenil de 50-55%. No es extraño que la pobreza sea estimada en un 25%  (600 mil niños viven en ella) y que haya habido 2,500 suicidios en los últimos cuatro años.

He aquí el contexto del triunfo el 25 de enero de 2014 de Synaspismós Rizospastikís Aristerás (Syriza) que quiere decir  Coalición de la Izquierda Radical. El nuevo primer ministro, Alexis Tsipras y su gobierno, no harán salir a Grecia del euro porque ello tendría consecuencias catastróficas. Tampoco sacarán al país de la Unión Europea. La derecha neoliberal europea quiso espantar a los electores con tales mentiras. Lo que sí es cierto es que el nuevo gobierno buscará renegociar la deuda y bajarla hasta en un 50% y beneficiarse de la política de flexibilización cuantitativa del BCE (compra de bonos de deuda gubernamental).  Combatirá de manera extrema la corrupción y la evasión fiscal y con todo ello fomentará la inversión pública, aumentará  el salario mínimo y adoptará medidas sociales de emergencia. Buscará un “New Deal” europeo que priorice inversiones y reindustrialización de los países más castigados por el desempleo, así como una Conferencia Europea sobre la Deuda similar  a la que en 1953 facilitó la recuperación alemana.

Syriza es reto para Europa y el mundo. Su triunfo ayudará a Podemos en España en las elecciones municipales, regionales y legislativas de mayo y noviembre. Si le va bien Portugal, Irlanda, Italia (parte de los PIGS) también podrían seguir su camino y toda Europa se vería conmocionada. Y a nivel mundial es una muestra de cómo un partido pluriideológico de voluntad posneoliberal, que ha hecho énfasis en la unidad, puede derrotar al neoliberalismo y volverse esperanza.

Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra. Sociologo especializado en el tema de violencia política, terrorismo de estado, procesos políticos latinoamericanos. Autor de libros y artículos sobre esos temas.
Carlos Figueroa Ibarra