Rodrigo Tot obtiene el Nobel Verde

El Nobel Verde coloca a Guatemala y a los pueblos mayas como feroces defensores frente a las destructivas políticas neoliberales.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Guatemala recibe por primera vez –desde que se instituyó a nivel mundial en 1990– el premio Goldman que reconoce el aporte de liderazgos que sostienen luchas por mantener el equilibrio de la madre tierra y denunciar violaciones o destrucciones que cometen empresas trasnacionales, nacionales y los propios Estados contra la vida de comunidades o ecosistemas al impulsar proyectos desmedidos de extracción de minerales y cualquier recurso del suelo y subsuelo.

El mundo maya recibe esta alta distinción mundial a través de la vida, ejemplo, sabiduría, lucha jurídica y sobre todo, trabajo comunitario, del líder q’eqchi’ Rodrigo Tot.

Con su resistencia individual y colectiva don Rodrigo muestra al mundo como su comunidad Agua Caliente Lote 9, ubicada en el municipio de El Estor, Izabal, es solo un caso que evidencia la larga lucha del pueblo maya en contra de la desposesión de sus territorios que inició con la colonización española y que ahora enfrenta una severa amenaza con la neocolonización, encabezada por trasnacionales provenientes de los países más ricos del mundo, quienes ante su desmedida ambición material no les importa asesinar lentamente a las comunidades.

Este premio visibiliza mundialmente a don Rodrigo, a su comunidad y permitirá que el pueblo maya-q’eqchi’ que se ubica mayoritariamente en los departamentos de Izabal, a lo largo del Río Polochic y en Alta Verapaz muestren al mundo solidario los miles de expedientes que han acumulado a lo largo de su historia y que evidencian que su lucha ha sido ignorada por el corrupto Estado de Guatemala, que ha sido comprado. Ejemplos abundan, en donde el sistema de justicia en contubernio con familias terratenientes se burlan de las demandas indígenas, que terminan archivadas. Buscando silenciar voces y vidas para mantenerlos como mano de obra esclava.

El Nobel Verde coloca a Guatemala y a los pueblos mayas como feroces defensores frente a las destructivas políticas neoliberales. Además, es una oportunidad para que constaten como el Ejército, la Policía Nacional Civil, instituciones como Fontierra y hasta el mismo MP han cuidado los intereses de compañías internacionales ignorando y arrinconando a “los indios”.

Alegría y regocijo en el pueblo maya-q’eqchi’ y en el corazón de Rodrigo Tot.

Fuente: [http://elperiodico.com.gt/opinion/2017/04/29/rodrigo-tot-obtiene-el-nobel-verde/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma A. Velásquez NimatujAntropóloga Maya K'ichee'. Mellon Visiting Professor
Center for Latin American and Caribbean Studies
Duke University
Irma Alicia Velásquez Nimatuj