Racismo al revés

El racismo no se refiere a un sentido de superioridad o a un acto de desprecio.

María Aguilar

Una postura constante al momento que una o un indígena denuncia cómo opera la estructura racial es el surgimiento de voces ladinas que deslegitiman la denuncia con el argumento que “ustedes también nos hacen de menos, son racistas contra nosotros por ser ladinos y también son racistas entre ustedes”. Esta aseveración es seguida por historias de sufrimiento ladino en la que en algún momento una persona indígena les hizo sentir excluidos e incómodos. Este es el repetitivo, pero inexistente concepto de “racismo al revés”.

Menciono el tema por dos razones, primero, esta actitud les da una noción falsa a los ladinos de que ellos saben lo que es el racismo en el contexto guatemalteco porque lo han “sufrido”, cuando en realidad solo están quejándose al sentir que un privilegio les está siendo negado. Y segundo, este es un ejemplo de las definiciones erróneas que se tienen en torno a las discusiones sobre raza y racismo en Guatemala.

El racismo al revés no existe, los indígenas no pueden ser racistas contra los ladinos. Prejuicio, discriminación y racismo NO son conceptos intercambiables. El racismo no se refiere a un sentido de superioridad o a un acto de desprecio. Entiéndase que el racismo es una opresión estructural que opera socialmente y se basa en privilegios. Es un sistema que por siglos ha impuesto un modelo político, económico, legal y social en el que los indígenas han sido relevados al último escalón no solo en representatividad sino en términos de beneficiarse del Estado criollo.

El racismo estructural ha negado servicios de salud, seguridad, educación, trabajo y justicia a pueblos indígenas. Pero sobre todo, el privilegio sobre el que se sostiene el racismo ha significado poder, por eso, los pueblos indígenas jamás han tenido una posición de equidad en Guatemala. ¿Por qué la extrema pobreza se concentra en departamentos mayoritariamente indígenas? ¿Por qué el sistema de justicia está pronto a criminalizar resistencias indígenas, pero no a la elite evasora de impuestos, ni a las mineras que están saqueando nuestros recursos? ¿Por qué hay una ausencia de voces indígenas en los medios, incluidos los “progresistas” o de “vanguardia”?

Porque así es como opera y se materializa el racismo en Guatemala.

Fuente: [www.elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

María Aguilar Velásquez

María Aguilar Velásquez

María Aguilar Velásquez, maya k’iche, historiadora.
Enfoque en temas de violencia de Estado y movimientos sociales en America Latina, especialmente Guatemala durante el siglo XX.
María Aguilar Velásquez