Negligencia y cobardía

Danilo Santos
desantos.salazar@gmail.com

Húmeda y fértil la tierra de aquel lugar nublado hizo brotar sustento y belleza, de abono: carne, huesos y la vida misma. Las monjas blancas se nutrieron de lo más níveo y puro de infantes inocentes, de madres en un intento de ser capullo nuevamente para sus hijos, pero la bestial naturaleza que pisó “Las Verapaces”, aplastó con toda su fuerza a los quinientos; han muerto y no volverán, han muerto y más tarde se justificará a los gusanos que les mordieron el alma. El quetzal pasa sobre uniformes, fusiles y boinas, vuela bajo en aquel campo de exterminio, se mancha el pecho y asciende a esconderse lleno de vergüenza y dolor. Ambos vuelven a ser símbolo de unos nada más…

Danilo-Santos

Nada, nada justifica tomar la vida de alguien, nada. Menos se puede justificar tomar la vida de muchos, nada. Aquel que pueda hoy erguirse y decir “lo merecían”, se yergue sobre la maldad y la arbitrariedad. ¿Acaso estamos cebados de odio, tanto que nos es imposible admitir los hechos?

La anomia que nos invade es tal que damos por buena la ley del más fuerte y abusivo, cuando murieron esos quinientos, y ahora. Somos una sociedad polarizada, así nació el país. No se trata de perdernos acusándonos mutuamente o determinar quién tuvo la razón, quién merece ser héroe, y a quién mandar al cadalso por sus ideas.

Cambiar de gobierno, cumplir a pie puntillas las actuales leyes, perdonarnos del diente al labio, odiarnos desde las entrañas, nada de esto soluciona lo que hoy día sigue dejando muertos y olvidados a niños y madres indígenas, ya no por un fusil militar, sino por la negligencia de la clase dirigente y la cobardía o conformismo de la sociedad en su conjunto.

Reflexionemos sobre nosotros mismos, recuperemos nuestra capacidad de asombro ante lo bárbaro e incivilizado, dejemos de apuntalar el desprecio a nuestros hermanos indígenas, la inquina al que piensa diferente, el aborrecimiento entre quienes deciden y quienes quieren decidir.

Ojalá los liderazgos apuntaran a que cupiéramos todos en este pequeño país, mientras nos decidimos a reconocer nuestros lastres y falencias, el nuevo gobierno encontrará una sociedad urbanocéntrica polarizada y otra rural, excluida y utilizada.

Fuente: [http://www.s21.com.gt/itaca/2016/01/15/negligencia-cobardia]

Danilo Santos Salazar

Danilo Santos Salazar

Politólogo y pensador a contrapelo de la realidad nacional e internacional. Veinticuatro años de trabajo al lado de causas que buscan la transformación de las iniquidades en Guatemala.
Danilo Santos Salazar

Latest posts by Danilo Santos Salazar (see all)