Llegamos al miércoles y Otto Pérez Molina se aferra a la presidencia

Edgar Celada

¿Por tozudez, miopía política y soberbia, o porque alguien más lo sostiene con el cálculo de hacer “control de daños”, apostando por una solución gatopardista a partir de las votaciones convocadas para el 5 de septiembre y el relevo presidencial del 14 de enero de 2016?

Puede ser una combinación de esos y otros factores. En todo caso, tanto OPM como quienes lo sostienen (dice Gustavo Berganza que son CACIF y la embajada de Estados Unidos), hacen una lectura equivocada de lo que está pasando en Guatemala: aquí hay una crisis política profunda que no se resuelve con “control de daños”.

La solución debe ser política, con reformas de tanta profundidad como lo exigen las demandas ciudadanas:

A) Renuncia de Otto Pérez Molina, cuya credibilidad para propiciar cualquier cambio es inexistente. Ni él ni sus apalancadores han comprendido que OPM ES LA CORPORIZACIÓN DEL PROBLEMA y UN OBSTÁCULO PARA SOLUCIONAR LA CRISIS.

B) Establecimiento de un nuevo gobierno (que incluso puede ser presidido por Alejandro Maldonado Aguirre e integrado por un\a nuevo vicepresidente con reconocimiento social y un nuevo gabinete de ministros no cómplices del saqueo) que adopte un programa básico e inmediato de reformas políticas que, sin romper la ya maltrecha legalidad constitucional, permita avanzar en la satisfacción de las principales demandas ciudadanas.

C) Satisfacción de un plan mínimo: 1) justicia, verdad, persecución y castigo a los corruptos; 2) suspensión del proceso electoral en curso y convocatoria de uno nuevo, sin salirse ni violentar los plazos para renovar autoridades; 3) nuevas reglas electorales para frenar a candidatos presidenciales surgidos de y continuadores del latrocinio; 4) no reelección de diputados venales, tránsfugas y eternizados en las curules, y 5) no reelección de alcaldes corruptos y casi vitalicios.

ESTE PLAN MÍNIMO DEBERÍA SER SOLAMENTE EL PRINCIPIO DE LAS REFORMAS POLÍTICAS, SOCIALES Y ECONÓMICAS QUE EL PAÍS NECESITA.

Las y los guatemaltecos estamos convocados el próximo sábado 30 de mayo a manifestarnos nuevamente.

Las demandas están claras: vamos poniéndolas en orden y organizándonos para hacerlas efectivas.

Edgar Celada Q.
Sígueme

Edgar Celada Q.

Coeditor at Revista Análisis de la Realidad Nacional
Periodista e inconforme; guatemalteco sin Suchiate. Labora en el Instituto de Problemas Nacionales de la USAC, de cuya revista Análisis de la Realidad Nacional es coeditor. Colabora en el diario Siglo Veintiuno.
Edgar Celada Q.
Sígueme