Somos un pueblo no solo desmemoriado. Una sociedad sin historia. Una incapacidad de ponernos de acuerdo unos con otros sobre lo que aquí ha sucedido..

Marcela Gereda

El antropólogo judío, Erick Wolf, en su libro “Europa y la gente sin historia”, hace una reflexión de cómo y por quién ha sido escrita la historia, reconsidera la historia en cuanto ha sido decidida no solo por los grandes acontecimientos, los movimientos religiosos y políticos y las inclinaciones o necesidades económicas, sino también en cuanto a determinar seres periféricos, acaso invisibles y aparentemente insignificantes.

No solo se trata de la “masa” que lleva y es llevada por los impulsos apuntados, sino de esos testigos y víctimas involuntarias que se vieron envueltos en los grandes cambios o evoluciones del acontecimiento humano. Wolf busca hacer visibles a los personajes menudos que la tradicional disciplina llamada historia ha ignorado como factores decisivos.

Eric Wolf consideraba la historia “la más humanísticas de las ciencias sociales y la más social de las humanidades”, porque la realidad que vemos está hecha de imaginación, memoria y sueños y no solo de datos y procesos observables o abstraíbles de lo empírico, y solo podemos entenderla usando la imaginación, la memoria y los sueños. Siempre hay que interpretar la realidad, así que, por lo tanto, entramos en la ficción en el momento en que empezamos a contar lo que vimos y escuchamos como recopiladores de unas y otras historias.

Wolf nos enseña entonces que la historia es un relato imposible de acabar y abarcar, porque todos los días ocurren cosas. La historia es la vida misma del mundo. La historia está en lo que dicen y no dicen las páginas de los periódicos e investigaciones históricas. Está en lo que hacemos todos y cada uno de los seres sobre la faz del planeta.

No podemos construir país sin haber cerrado heridas. Todos los hombres somos relaciones sociales, productos históricos, hijos de un lugar y de un tiempo concreto. Esto lo olvida la típica ahistoricidad de las elites del país. Nuestra manera de ver y actuar en el mundo está sujeta a la historia, entendida como la relación entre el pasado, el presente y el futuro.

Es diciembre. Tiempo de viento frío, amistad. Días de ofrendar y compartir. Acaso buena época para indagar y regalar a otros la piel de la que estamos hechos; nuestra historia. Porque todo pueblo tiene derecho y responsabilidad de conocer su historia, y esa historia debe ser objetiva, compleja y abarcadora.

Conocer y entender nuestra historia es acaso la deuda más grande que tenemos con nosotros mismos y con esa Guatemala de “gente sin historia”. Para ello recomiendo “Guatemala, Estado y Nación” de Arturo Taracena, “La Patria del Criollo”, “Por qué lucha Guatemala” de Galich, “Leyendas de Guatemala” de Miguel Ángel, “Guatemala: un edificio de cinco niveles” de Edelberto Torres-Rivas, “Guatemala, las líneas de su mano” de Cardoza…

Conocer nuestra historia es requisito imprescindible para construir otro país sobre las bases de la justicia, la fraternidad, la igualdad de oportunidades y la dignidad.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/12/17/leer-requisito-imprescindible-para-construir-otro-pais/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Marcela Gereda

Marcela Gereda

Antropóloga de corazón y profesión. Enraizada en la literatura, la poesía y el periodismo. He buscado cultivar el ensayo etnográfico sobre situaciones interculturales, urbanas y rurales, tratando de dar cuenta de la dinámica de las hibridaciones y los mestizajes culturales que articulan las mentalidades de conglomerados en situación de marginalidad, como ocurre con las mujeres del Sahara Occidental que han vivido en España y Cuba y que han tenido que volver a los campamentos de refugiados, y con las maras y los mareros de Centroamérica. También ha trabajado para los derechos de salud reproductiva de mujeres indígenas.
Marcela Gereda

Latest posts by Marcela Gereda (see all)