La doble moral guatemalteca

Habrá que desenmascarar a esos grupos que usando la Procesión de la Poderosa Vulva están promoviendo la salida de Jordán Rodas.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

El Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, enfrenta una nueva embestida por la sanguinaria y extrema derecha guatemalteca que dados los acontecimientos de los últimos dos años se encuentra sumamente golpeada pero sus acciones evidencias que no dejará de luchar para no perder el poder que aún controlan. Ahora, bajo el pretexto de haber ofendido la fe católica –aunque muchos de ellos no sean católicos–, este sector busca echarlo y colocar en la Procuraduría a otro títere, afín a la ideología de quienes aún están en el Ejecutivo y Legislativo para continuar con el plan que es buscar a través de la legalidad, cerrarle las puertas al comisionado de la CICIG.

La desconocida Procesión de la Poderosa Vulva, que pocos sabían de su existencia en el país y que ahora se ha hecho famosa, no es en el fondo el problema y tampoco es que mine los sentimientos cristianos, dado que son expresiones con diferentes nombres, que por muchos años se han realizado –como la centenaria Huelga de todos los Dolores– para cuestionar la doble moral que prevalece en Guatemala, pero especialmente de aquellos individuos que siendo funcionarios llegan a gritar los fines de semana a las iglesias o a somatarse el pecho pero que al salir de allí continúan con la amante o las amantes, impulsan el robo de los bienes en los espacios en donde laboran o matan al prójimo emitiendo leyes para seguir manteniendo sus privilegios
mientras matan de hambre a la mayoría de la población.

El problema tampoco es que el Procurador haya coincidido con esa expresión de crítica, que realizaron colectivos de mujeres y hombres que demandaban respeto a la vida de las mujeres en un país en donde el promedio diario de mujeres asesinadas es de dos y simultáneamente también pedían acceso a derechos sexuales para todos en Guatemala, especialmente para las niñas y adolescentes. Estoy segura que a lo miembros críticos y honestos de la alta jerarquía católica, como a millones de católicos activos no les preocupan estas formas de protesta. Por lo tanto, habrá que desenmascarar a esos grupos que usando la Procesión de la Poderosa Vulva están promoviendo la salida de Jordán Rodas.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/03/17/la-doble-moral-guatemalteca/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Craig M. Cogut Visiting Professor of Latin American Studies
Watson Institute. International & Public Affairs.
Brown University.
Irma Alicia Velásquez Nimatuj