Historia e interculturalidad

Sobre los hechos que causaron y articularon nuestras diferencias.

Mario Roberto Morales

Desde niño extrañé una explicación sencilla de por qué en mi país existen “indios” y gente que reniega de esa condición y a la que llaman “ladina”. Nadie respondía a mi pregunta de a causa de qué las personas de mi entorno despreciaban a los pobres ni por qué había tantos de ellos en los caminos y las calles. Tampoco hubo quién me explicara por qué yo estudiaba en planteles privados y me llevaban a un pediatra que respetaba a mis padres, mientras la mayoría de la gente iba a derruidas instituciones públicas y a hospitales en los que los médicos los trataban con desprecio. El porqué, en fin, de que nos dividiéramos en humillados y humilladores jamás me fue explicado por profesor alguno en la primaria, la secundaria y la universidad.

Fue por mi cuenta que averigüé después las respuestas a mis incertidumbres. Y entendí por qué en el resto de Centroamérica no existen las violentas y dolorosas diferencias étnicas que nos dividen a los guatemaltecos, aunque todos en el Istmo compartamos las divisiones económicas de clase que constituyen el motor de los conflictos políticos. No voy a explicar ahora las respuestas que encontré. Sólo voy a decir que todo puede resumirse en una sola razón: el sistema educativo no nos enseña nuestra historia y por lo tanto nuestros padres tampoco la saben y no pueden explicárnosla. Esta verdad es válida para todas las clases sociales de nuestro país, desde la oligarquía hasta los proletariados, pasando por todas las capas medias posibles.

Tratando de aliviar mis incertidumbres de niño, escribí un libro que expone brevemente y de manera sencilla las razones históricas que explican por qué nuestro país es como es y también por qué los guatemaltecos padecemos conflictos de identidad que no sufren ni los salvadoreños ni los hondureños, por ejemplo. Lo concebí como una explicación para interesados en darse una respuesta precisa a la pregunta de por qué padecemos tan baja autoestima nacional. Lo diseñé para jóvenes (y no tan jóvenes) estudiantes, pero también para cualquier persona que por la razón que fuere ignora la historia de sus orígenes y desearía tener a la mano un mapa general de la misma que lo oriente a la hora de explicar su país y con ello explicarse a sí mismo.

El libro se titula Breve historia intercultural de Guatemala, y lo publicó la Editorial Cultura en mayo pasado, de modo que está circulando y se encuentra a la venta en las librerías Sophos y Casa de Cervantes. Tiene tan solo 130 páginas y está dirigido a lectores que se desaniman con solo tener en la mano un libro grueso. Es un intento didáctico de reescribir nuestra historia en clave intercultural. Es decir, privilegiando las relaciones entre las culturas que la conforman y estableciendo la manera en que se articulan sus diferencias. Está escrito como una narración que arranca con el poblamiento de América y el desarrollo de las culturas precolombinas, para luego abordar la Colonia, la Independencia, la Federación Centroamericana, la Revolución Liberal y la Revolución Democrática de octubre, y entrar así a analizar la guerra de guerrillas, la firma de la paz y la Guatemala neoliberal y globalizada de hoy.

Si logro que el lector alcance una comprensión básica de los hechos primordiales que nos originan como pueblo y las causas elementales de por qué estamos étnicamente divididos y vivimos atemorizados, me daré por más que satisfecho.

…las razones históricas que explican por qué nuestro país es como es y también por qué los guatemaltecos padecemos conflictos de identidad que no sufren ni los salvadoreños ni los hondureños…

 

Mario Roberto Morales

Mario Roberto Morales

Mario Roberto Morales es escritor académico y periodista. Autor de novela, ensayo, cuento y poesía. Es doctor por la Universidad de Pittsburgh y profesor en la Universidad de Northern Iowa. Es Premio Nacional de Literatura en Guatemala.
Mario Roberto Morales