¡Gracias Thelma Aldana! Fiscal General 2014-2018

¡Gracias Fiscal! porque demostró que servir a Guatemala no es un discurso ni una payasada sino una convicción de principios que se materializan en las funciones que se desempeñan.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Este artículo está dedicado a la Fiscal General de la Nación 2014-2018, la abogada Thelma Esperanza Aldana Hernández, originaria de Quetzaltenango, quien durante su mandato hizo honor a la lucha, capacidad, honradez y valentía de la mayoría de mujeres de Guatemala, quienes desde el anonimato trabajan en múltiples espacios rurales o urbanos, dentro o fuera del país tejiendo un futuro en equidad para ellas, sus familias y sus contextos sociales.

Apenas un puñado de mujeres en el ejercicio público nos han hecho sentir orgullosas de haber nacido en esta tierra, como lo ha hecho usted, quien de manera inteligente y con profunda asertividad logró enfrentarse sin miedo a la corrupción que generan y de la cual vive la mayoría de hombres y mujeres que están al frente del Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Y por si fuera poco, por primera vez en la historia demostró que a través de la justicia era posible alcanzar a la pequeña elite económica que domina Guatemala, la que mantiene en miseria a una tercera parte de la población, que era intocable pero además, la que presume de estar integrada por “gente de bien”, “gente decente que respeta el Estado de Derecho” cuando en el fondo son los responsables del caos político y económico en el que vivimos. No solo se han enriquecido a costa del hambre y el trabajo honrado de la gente de abajo sino además, ha quedado develado que sin aceitar el círculo de la corrupción creado por ellos mismos y que alcanza hasta al sindicalismo, jamás hubieran llegado a acumular el capital del cual hoy presumen y que, en el fondo es lo único que tienen.

¡Gracias Fiscal! porque demostró que servir a Guatemala no es un discurso ni una payasada sino una convicción de principios que se materializan en las funciones que se desempeñan. Usted demostró que se puede y se debe trabajar en equipo. Enseñó que no a todas las mujeres funcionarias las seduce el poder y evitó caer en la cosificación que el machismo genera para doblegar a las que llegan a altos cargos públicos. Su honradez y su vida se convierten en un modelo que nos retará permanentemente.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/05/19/gracias-thelma-aldana-fiscal-general-2014-2018/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma A. Velásquez NimatujAntropóloga Maya K'ichee'. Mellon Visiting Professor
Center for Latin American and Caribbean Studies
Duke University
Irma Alicia Velásquez Nimatuj