“El Presidente debería dimitir”

El analista político Edgar Gutiérrez, Director del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, evalúa la crisis que ha paralizado al gobierno de Otto Pérez Molina por un mes, desde que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) develó una estructura de defraudación aduanera, dirigida por Juan Carlos Monzón, el exsecretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti.

Por: Pavel Gerardo Vega

¿Cómo evalúa la crisis?

– Estamos en un quiebre de coyuntura. Con lo que ha expuesto la CICIG con La Línea, y lo que descubrió en Presidios, y que podría seguir exponiendo más adelante con las mafias en el IGSS, en Migración, en la Policía; hablamos de que se ha configurado en Guatemala un Estado mafioso depredador. Por donde se voltee a ver, es decir, esta develación es lo que despertó a la ciudadanía porque ya no se trata solo de una crisis de gobierno o un caso aislado de corrupción, se trata de un riesgo de disgregación del Estado.

Es por eso que clases medias se están movilizando y no se está haciendo mayor diferenciación ideológica, porque todo el mundo entiende que la amenaza del Estado depredador es contra toda la ciudadanía.

¿Cómo analiza estas manifestaciones?

– Hay un espíritu de desobediencia civil, de resistencia y de poner un hasta aquí al Estado depredador. Esto nadie lo previó, sorprendió a todos porque se trató de una movilización espontánea y autónoma, hasta ahora. La diferencia con las crisis de mayo de 2009, por ejemplo, fue que aquella fue organizada y orientada. O como la de mayo de 1993, que fue un Golpe de Estado pero algunos grupos lo dirigieron. Esta vez, los grupos organizados están siguiendo a la gente en la calle, y sus consignas, no las imponen. Y la demanda que es elemental es “renuncien”. Ante este mensaje, la primera reacción fue de control de daños que llevó a la renuncia de la ex vicepresidenta Baldetti.

¿Su renuncia se le puede atribuir a las protestas o a la presión de la Embajada de Estados Unidos y el CACIF?

– En primer lugar, el CACIF y la embajada siguieron las protestas. Por eso digo que los grupos organizados o institucionalizados o los poderes tradicionales son los que siguen a las movilizaciones. Hasta ahora la calle no ha sido rebasada por nadie, ni contenida, ni encausada.

¿Alejandro Maldonado es una buena figura para reemplazar a Baldetti?

– Él ofrece una garantía de contención de crisis. Los manifestantes piden la renuncia de Otto Pérez, pero con él hay una garantía de estabilidad y de manejo de crisis. Es un hombre que genera confianza al CACIF, a la embajada, y a una parte de la sociedad, porque hay otro sector al que no le gusta tener ahí a un personaje tan conservador y que tuvo ejecutorias controversiales en los últimos dos años.

¿Cómo cuáles?

– Las interpelaciones en el Congreso, el caso por genocidio, la salida de Claudia Paz y Paz y el avalar las Cortes impuestas por el PP y Lider. Lo que él demostró con esos fallos, si no se analiza desde posiciones, sino desde perspectiva de Estado, fueron medidas que favorecían la estabilidad. Aunque favorecieron a unos, y que desfavorecieron a otros.

Si las protestas arrecian contra Otto Pérez, Alejandro Maldonado podría convertirse en Presidente, y el Congreso estaría llamado a elegir a un nuevo Vicepresidente. En este caso, debería ser un perfil complementario, es decir, una persona que dé estabilidad, pero que dé confianza a los sectores progresistas que no se sienten incluidos.

¿Cómo ve al Presidente en esta crisis?

– Es un Presidente debilitado, sin credibilidad. Antes de la crisis, tenía 11 por ciento de credibilidad, ahora ha de tener cero por ciento. Eso es muy grave porque va a decir algo y nadie le va a creer. Él va a reinar como Presidente, pero no va a gobernar, quien va a pasar a gobernar es Maldonado.

¿Debería dimitir el Presidente?

– Sí, debería dimitir. Hay que escuchar el mensaje de ayer. Si él entiende, debería dimitir.

Si se le comprueba a Roxana Baldetti haber participado en negocios dentro del Estado, ¿cuál es la responsabilidad de Pérez Molina?

– El Presidente la seleccionó para que lo acompañara, por ética política él es responsable. Era su más cercana colaboradora, no se la impusieron, no fue compromiso político. Es una decisión soberana de él, es una responsabilidad política suya el que ella haya llegado a ese cargo, y por tanto, de lo que hizo. Porque la Constitución dice que la Presidencia es una.

¿Cuál es el escenario que se prevé si renunciara el Presidente?

– Reforma de Ley Electoral, donde lo central es el financiamiento político. La reforma a la Ley de Contrataciones del Estado para eliminar estos mecanismos opacos y corruptos, y en tercer lugar, un servicio profesional en el Estado. Estos temas se pueden aprobar este año, y se deben aprobar.

¿Y las elecciones?

– El tema más delicado es el proceso electoral, si la percepción de la gente sobre los candidatos que están en la palestra es la continuidad del Estado mafioso o es algo que pueda sanarlo. Porque si la percepción es la primera, ya hay un rechazo a las elecciones, a los candidatos. Ya la gente está diciendo que quiten la basura frente a sus casas, refiriéndose a la publicidad política. Tenemos dos semanas de que se convocaron las elecciones y no hay clima electoral, la gente está en la crisis, no está oyendo a los candidatos, es más, los están sacando, como ocurrió en Antigua y en Quetzaltenango.

Fuente: http://elperiodico.com.gt/es/20150517/pais/12567/%E2%80%9CEl-Presidente-deber%C3%ADa-dimitir%E2%80%9D.htm

Admin Narrativa

Administradores del sitio Narrativa y Ensayo Guatemaltecos