Desaparecer

lucha libre

Lucía Escobar

Es mayo y Mayarí se prepara para conmemorar con alegría, el evento más triste de su existencia.

Hace 32 años, un 15 de mayo de 1984, a las cinco de la tarde fue secuestrado por fuerzas del Estado guatemalteco Luis de Lión. Poeta, maestro, líder estudiantil, esposo y padre amoroso, De Lión acababa de salir de una crisis diabética y ese martes por fin había asistido a dar clases en la Escuela Primaria para Varones José Clemente Chavarría. Regresó a comer con su familia y a revisar un manual pedagógico de poesía para niños. Antes de irse le pidió a su hijo que no le moviera sus cosas porque regresaría a seguir trabajando. Se dirigió a la radio Centroamericana a recoger un casete de música clásica. Al salir, en la esquina de la 2a. avenida y 11 calle de la zona 1 se escuchó un rechinido de llantas y Luis fue forzado a entrar en un automóvil.

Para su joven esposa e hijos, con Luis, desaparecieron las comidas familiares, los cumpleaños, las Navidades, las fiestas, los paseos por Guatemala. Desapareció la cohesión familiar, desapareció la confianza en otras personas, desapareció la alegría, desapareció el mundo como lo conocían.

Durante más de quince años, María Tula y sus hijos Luis y Mayarí recorrieron hospitales, cárceles y morgues de Guatemala buscando al poeta.

Un día de mayo de 1999, Mayarí en su trabajo, y su hermano Luis en el suyo, abrieron casi al mismo tiempo elPeriódico con la primicia del hallazgo del diario militar y una foto del escritor. En la ficha 135, se leen mecanografiados algunos datos: José Luis de León Díaz, Comité de órgano base medio. Hora, día y lugar de captura. Y a lápiz la fecha en que fue asesinado: 02-06-84: 300. Los hermanos se juntaron después de mucho tiempo para ir a contarle la noticia a su madre.

Mayarí recuerda que lo que más les dolió fue imaginar que su padre había sobrevivido 21 días secuestrado. Tenía la “esperanza” de que talvez había muerto de coma diabético los primeros días de cautiverio y que no había sufrido tanto.

En la ficha 135, se leen mecanografiados algunos datos: José Luis de León Díaz, Comité de órgano base medio. Hora, día y lugar de captura. Y a lápiz la fecha en que fue asesinado: 02-06-84: 300. Los hermanos se juntaron después de mucho tiempo para ir a contarle la noticia a su madre.

Van 32 años desde que Luis de Lión fue arrancado violentamente de su entorno. El dolor terminó para el escritor pero su familia aún vive con la tortura de no saber dónde están sus restos. En algún archivo militar existe esa información. Por humanidad debería aparecer.

Por suerte la esencia de Luis de Lión vive en sus libros, en sus cuentos, en sus alumnos y amigos. Vive en San Juan del Obispo; en los niños y niñas que aprenden a tocar violín y marimba en la Academia; en los libros de la biblioteca que también lleva su nombre; en el museo dedicado a su memoria; en el calendario detenido en mayo del 84 con
anotaciones a mano de los pendientes de Luis, aún pendientes.

Vive a través de su hijo, sus nietos y de esa semilla tan fuerte, capaz de romper mil piedras con la pura fuerza de su espíritu y su sonrisa, Mayarí la hija que se venga de los asesinos, conmemorando con cultura y alegría a uno de los 45 mil desaparecidos durante la guerra en Guatemala, uno de los mas queridos y dolidos.

Mayarí la hija que se venga de los asesinos, conmemorando con cultura y alegría a uno de los 45 mil desaparecidos durante la guerra en Guatemala, uno de los mas queridos y dolidos.

@liberalucha

Fuente: [www.elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Lucía Escobar

Lucía Escobar

Estoy casada con el periodismo y a veces le soy infiel con la ficción. He sido redactora, reportera, editora, columnista y lo que se ofrezca en una redacción. Escribo porque me siento cómoda entre las palabras. Además, soy entusiasta del arte, la cultura y la ecología.
Lucía Escobar

Latest posts by Lucía Escobar (see all)