Chile en las vísperas de Bachelet

Carlos Figueroa Ibarra

Recién he regresado  de Chile  en donde participé  en el XXIX congreso organizado por la Asociación Latinoamericana de Sociología.  He tenido pues el privilegio de estar en los últimos meses dos veces  en la patria de Recabarren, Neruda y Allende. Coincidió mi última visita con  los días finales del mes en que se cumplieron cuarenta años del derrocamiento de Salvador Allende merced a la traición de Augusto Pinochet. Y me recordé aquel aciago día de 11 de septiembre de 1973, joven estudiante de sociología en la UNAM, cuando vimos horrorizados las imágenes televisadas  del bombardeo inmisericorde al palacio de La Moneda. Aquel día el “compañero presidente” cumplió su palabra de no salir sino muerto de aquel lugar si lo intentaban sacar mediante un golpe de estado.

Pinochet ganó la batalla ese día porque tenía la fuerza de las armas. Como no tenía la razón, Pinochet perdió la guerra en la historia.  Chile ha sido en este mes de septiembre de 2013 y en los días que le siguieron, un país volcado a recordar a Allende y  su triunfo histórico. También son evocados Víctor Jara, Violeta Parra y Pablo Neruda, figuras del canto y la poesía indisolublemente ligados a la causa de la izquierda en Chile.  Neruda como se sabe, fue precandidato presidencial en 1969 y finalmente declinó para cederle el puesto que en justeza le correspondía a Allende.  ¿Cómo no recordar en la casa de Neruda en Santiago el soneto XIV de los cien que le dedicó a su mujer Matilde Urrutia? La casa de Neruda en Santiago se llama “La Chascona” (despeinada en quechua), que alude a la abundante cabellera de Matilde: “Me falta tiempo para celebrar tus cabellos/Uno por uno debo contarlos y alabarlos:/otros amantes quieren vivir con ciertos ojos/ yo sólo quiero ser tu peluquero./ En Italia te bautizaron Medusa/Yo te llamo chascona mía y enmarañada:/mi corazón conoce las puertas de tu pelo”.

Neruda no fue el candidato presidencial de la Unidad Popular pero ganó un lugar en la historia mundial de la literatura. Allende fue derrotado por Pinochet y murió aquel 11 de septiembre, pero hoy Pinochet es recordado como dictador y Allende es un prócer. Michelle Bachelet se encamina a ser la próxima presidenta de Chile apoyada por una coalición denominada “Nueva Mayoría” que es la alianza de socialistas y democratacristianos a la cual se ha agregado el partido comunista. Por ello la bella Camila Vallejo, líder de los estudiantes que con sus sublevaciones han marcado el actual camino de Chile, es hoy probable diputada en el futuro congreso. La derecha ha celebrado el crecimiento económico de Chile como muestra del éxito neoliberal. Éxito relativo si se sabe que fuera del promedio de 7% de crecimiento entre 1985-1997, Chile creció mediocremente entre 1997 y 2003 (2.7%) y no ha sido gran cosa su crecimiento entre 2004 y 20012: 3.9%. Para muestra un botón: la economía mexicana tuvo un promedio de crecimiento  de 6% hasta antes del desastre neoliberal que comenzó en 1982.

La memoria de la infamia y del heroísmo es evocada impresionantemente en el Museo de la Memoria en donde el recuerdo del golpe de 1973 con sus tres mil muertos y desaparecidos, 20 mil encarcelados y muchos miles más torturados termina con el plebiscito de 1989 cuando el 60% de los chilenos le dijo NO a la dictadura. En su último discurso, momentos antes de morir, Allende dijo: “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de  nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una patria mejor.”

Falta mucho para llegar a las grandes alamedas, pero hoy los pasos de Chile no son los de Pinochet.

Pinochet ganó la batalla ese día porque tenía la fuerza de las armas. Como no tenía la razón, Pinochet perdió la guerra en la historia.  Chile ha sido en este mes de septiembre de 2013 y en los días que le siguieron, un país volcado a recordar a Allende y  su triunfo histórico.

Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra

Carlos Figueroa Ibarra. Sociologo especializado en el tema de violencia política, terrorismo de estado, procesos políticos latinoamericanos. Autor de libros y artículos sobre esos temas.
Carlos Figueroa Ibarra