La pesadilla vuelve

Rolando Enrique Rosales Murga

La pesadilla que vuelve. Los militares siguen insistiendo en volver. ¿No les bastó asesinar a doscientas mil personas? ¿No fue suficiente con desaparecer ciento diez mil personas? ¿Quieren volver para seguir cometiendo abusos de toda índole? El país sufrió una pérdida de unos 450 millones de dólares por la destrucción del cultivo, la infraestructura y hombres que en lugar de estar trabajando en algo de provecho se andaban matando como idiotas.

Los miembros del ejército no son héroes. A Monseñor Gerardi lo silenciaron por denunciar sus atrocidades en el informe REMHI Guatemala ¡Nunca más! Asesinaron a nuestros grandes líderes y pensadores como Oliverio Castañeda de León, Juan Luis Molina Loza, Otto René Castillo, Manuel Colom Argueta; gente inocente como el niño Molina Theissen y un largo etcétera. Su finalidad fue asesinar a sus compatriotas. Yo no quiero que estos genocidas salgan más a la calle. No nos han defendido de una verdadera guerra, como en tiempos de Rafael Carrera. Estos militares son los que tienen cooptado al Estado. El partido que titiritea al presidente está compuesto por militares retirados. Hemos visto chafarotes mareros caer en redadas con fusiles de alto calibre. La relación entre los militares y las maras no es nueva, ya que las pandillas han tomado su modus operandi del ejército. Todas las tácticas que el ejército usó en su momento (desmembramiento, violación sexualidad, asalto, cobro de impuesto de guerra,secuestro, desaparición forzada) fueron aprendidas por los mareros viendo cómo actuaban los militares, como si no existiera la ley.

El ejército se siente honorable y digno cuando solamente ha matado gente desarmada e inocente. Todavía sienten en Ixcán el doloroso recuerdo de cuando derribaron al padre Andrés Woods de su avioneta; de cuando crearon un hospitalito para bombardearlo y de cómo hicieron que la gente se comiera sus propias orejas; cómo quemaron el maíz, el frijol y las casas con sus habitantes dentro. ¿A eso quieren volver? ¡No, gracias!

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Rolando Enrique Rosales Murga

Rolando Enrique Rosales Murga

Rolando Enrique Rosales Murga, 26 años, se dedica a la panadería tradicional. Escribe desde los 12 años. Su obra ha aparecido en las revistas mexicanas Catarsis y Papalote. Ha participado en certámenes y antologías a nivel latinoamericano. Su obra ha sido leída en radios de Colombia y España. Ha ganado certámenes a nivel local y sus poemas han sido objeto de estudio en tesis de los alumnos de Derecho de la promoción 2016 del Centro Universitario de Jutiapa de la Universidad de San Carlos de Guatemala.
Rolando Enrique Rosales Murga