La maquinaria del terror político

De ahí se deriva el gasto millonario en la consulta popular sobre Belice.

María Aguilar

A partir de la crisis provocada por Jimmy Morales al expulsar al comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, en agosto de 2017, Guatemala empezó a convertirse en un Estado autoritario dirigido por una junta de militares, elites y crimen organizado, quienes han decidido mantener a un títere, con sobresueldo, en el cargo de presidente para sostener una fachada seudo-democrática.

El actuar autoritario de los funcionarios y gobernantes actuales es producto de cómo la maquinaria del terror del conflicto armado se convirtió en un arma de la política partidista. El uso del patriotismo, las guerras psicológicas, la censura, represión y amenazas directas o solapadas continúan siendo parte de la vida diaria.

Durante las dictaduras de América Latina, el patriotismo fue un arma para mantener el poder, sin importar consecuencias o pérdidas de vida, como fue el caso de la Guerra de las Malvinas en Argentina, intento desesperado del régimen militar por aferrarse al poder. Por eso, no sorprende que en Guatemala grupos de poder utilicen un patriotismo barato, diseñado a jugar con las sensibilidades y emociones de ciertos sectores de la ciudadanía. De ahí se deriva el gasto millonario en la consulta popular sobre Belice, diputados con banderitas en el Congreso y un alcalde con suéter de “Yo  Gua®”. Estas acciones, aunque parecieran intrascendentes y ridículas, son peligrosas porque la creación del patriotismo va acompañada de la construcción, o la redefinición para el caso de Guatemala, de un enemigo interno.

Y contra este “enemigo”, que como en el pasado, más que ser una amenaza se refería a cualquier persona o colectivo que alzara la voz para oponerse a la represión y los abusos del Estado, las elites y los militares, es contra quienes las fuerzas de la maquinaria del terror se ensanchan.  La cooptación del Estado y del país por corruptos y criminales, permite que la televisión nacional sea usada como arma de desinformación, y que las redes sociales sean un nuevo frente para criminalizar, difamar y amenazar.

Por eso, es tarea colectiva, asegurar que la violencia y el terror nunca más silencien la rebeldía y el deseo digno de un intento por construir otra Guatemala por la vía pacífica.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/02/12/la-maquinaria-del-terror-politico/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

María Aguilar Velásquez

María Aguilar Velásquez

María Aguilar Velásquez, maya k’iche, historiadora.
Enfoque en temas de violencia de Estado y movimientos sociales en America Latina, especialmente Guatemala durante el siglo XX.
María Aguilar Velásquez