Byron Lima y la cooptación del Estado

El asesinato de Lima, también enseña que no existe Estado.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Los nombres de Byron Lima y Marvin Montiel Marín quedarán unidos en la historia como actores de la trama de una nefasta novela nacional que incluye: cárceles, política, drogas, sexo, traiciones, asesinatos, entre otros elementos que el Ministerio Público y la CICIG han develado evidenciando cómo estructuras del crimen organizado controlan el Estado y jugaron un rol determinante para que Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti llegaran al Ejecutivo.

Cada detalle sobre las causas que concluyeron en el asesinato de Lima y su séquito de guardaespaldas, debe alertar al sistema nacional porque evidencia que la política guatemalteca de democrática no tiene nada. Al contrario, la Democracia que nos han vendido se sustenta en la lucha a muerte entre grupos criminales cuyos cabecillas, en su mayoría provenientes del Ejército y la elite económica, cada cuatro años, con dinero, sangre y muerte designan al próximo “Presidente de Guatemala”.

Debemos tirar la venda de nuestros ojos y contra lo que exponen “los expertos en política” hay que asumir que vivimos en un falsa Democracia, en donde los votantes jamás eligen a sus autoridades para el Ejecutivo o Legislativo. Es claro que las estructuras criminales, a través de seudoprocesos electorales, buscan mantener su poder para ampliar sus negocios.

El asesinato de Lima evidencia no solo la fragilidad del sistema judicial sino cómo la justicia está en permanente licitación y a la venta del mejor comprador. Nada de lo descubierto por la CICIG es nuevo, nada asombra porque la mayoría de guatemaltecos saben por experiencia de vida, que para que cualquier proceso judicial avance no necesitan de una adecuada defensa, ni del debido proceso. Para las mayorías resulta una utopía esperar que la justicia se aplique con igualdad a todos porque alcanzar justicia está determinado por la capacidad de pago.

El asesinato de Lima, también enseña que no existe Estado, el Estado son las mafias que ante la muerte de Lima y la captura de Montiel han tomado esos espacios y ahora están al servicio del nuevo rey.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2017/08/05/byron-lima-y-la-cooptacion-del-estado/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Craig M. Cogut Visiting Professor of Latin American Studies
Watson Institute. International & Public Affairs.
Brown University.
Irma Alicia Velásquez Nimatuj