Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hoy se habla mucho de la pérdida de valores, más de alguno de los actuales candidatos al promoverse hablan de “sus valores”. Esos valores de los que  hacen gala por lo visto y escuchado en su grotesca propaganda, son la muerte como solución al problema de la falta de seguridad, el éxito económico, su imagen física mejorada por la fotografía mediática, su capacidad de mentir,   y de manipular a las masas, así como la exhibición de sus éxitos materiales y materialistas. La utilización y exacerbación del miedo para vender proyectos de “mano dura” o de  “guardia nacional” (¿estilo Somoza?).

Pareciera que casi todos ellos carecen totalmente de memoria histórica o creen que olvidar es el remedio para vivir en paz. Su propaganda y sus valores o mejor dicho ANTI-VALORES, nos despiertan  interrogantes muy serios en cuanto a qué pasará entonces con los esfuerzos por recuperar el sistema de justicia y  la urgente necesidad de ir venciendo la impunidad implantada sistemáticamente con el fin de no juzgar los crímenes de lesa humanidad cometidos durante los 36 años que nos precedieron.

Muchas personas, especialmente en las áreas urbanas, quieren creer que matando sistemáticamente “criminales” de bajo rango, será la solución a la violencia actual que produce entre l5 y 20 personas muertas diariamente de manera brutal.

Pero parece que no saben o no quieren saber y reconocer que aquí el mismo estado estimulado por la clase poderosa y rica ya utilizó la receta de matar y matar y matar para evitar que Guatemala se convirtiera en un país “comunista”!
El General y pastor “nacido de nuevo”, Efraín Ríos Montt afirma que no mató gente sino comunistas…
Se calificó como “comunista” a todo aquel que objetara la explotación, lo bajos salarios, la falta de libertad de expresión, la explotación brutal de los campesinos y de los trabajadores en las fábricas, la negación de la justicia en los tribunales, etc.

Por  “comunistas” fueron asesinados  intelectuales, poetas, escritores, profesores universitarios, periodistas, comunistas, cristianos, monjas, ancianos, jóvenes, estudiantes, padres y madres de familia, defensores de derechos humanos, cocineras, obreros, campesinos-as, maestros, y maestras,  misioneros extranjeros, catequistas, demócratas cristianos, social demócratas y cientos de miles de  seres humanos sin filiación política alguna.

Por “comunistas” fueron asesinadas 200,000 personas, muchas de ellas en las más de 600 masacres  en el área rural. Por “comunistas” fueron asesinados más de l4 sacerdotes que vivían y trabajaban entre los inhumanamente empobrecidos campesinos en áreas desconocidas por la mayoría de los actuales candidatos, salvo  alguno que llegó allá para exterminarlos, para “quitarle el agua al pez”, como afirmara el general Gramajo.

Por “comunistas” fueron desaparecidas 45,000 personas, seres humanos que como usted o como yo,  no tuvieron otro delito sino el de pensar, es decir utilizar la capacidad de la mente que nos diferencia de  las  bacterias o los microbios.

Los prejuicios son peligrosos porque nos inducen a menospreciar y  etiquetar a  otros seres humanos cuya vida es altamente valorada por el Dios creador. La vida humana es sagrada. De ahí el mandamiento: NO MATARAS. Génesis 20,13.
La vida del más pequeño e “insignificante” de los seres humanos es preciosa a los ojos de Dios. Del Dios de la Vida y padre de Jesucristo.

“Así dice Yahweh: “Por tres culpas de Judá, aún por cuatro no me apartaré de ellos, por cuanto aborrecieron la ley de Yahweh  y no guardaron sus mandamientos, y los hicieron extraviar las cosas vanas tras las cuales fueron sus padres. Enviaré fuego contra Judá, el cual consumirá los palacios de Jerusalem.

“Así dice Yahweh,  por tres culpas de Israel, aún por cuatro, no me apartaré de ellos, por cuanto vendieron al justo por dinero y a los menesterosos por  sandalias que pisan sobre el polvo de la tierra.
Así mismo han subyugado a los menesterosos y se postran ante el camino de los malos….. Libro del profeta”.  Amós capítulo 3

No sólo el profeta Amós se pronunció así bajo la inspiración divina. TODOS los profetas se preocuparon por  recordarle  al pueblo y  sus reyes y dirigentes que los pobres son los predilectos del corazón de Dios. En el inicio de la legislación mosaica, Dios (a través de Moisés),  hizo saber que no debería haber pobres en su pueblo. Sin embargo, por causa de la dureza y del egoísmo de algunos seres humanos, se establecieron  leyes para proteger y garantizar el respeto a la vida en todas sus expresiones: la vida de la tierra, la vida de los animales y  la vida y  la subsistencia de los pobres.

“Por cuanto la tierra es mía, ciertamente la tierra no se venderá en forma permanente, y ustedes serán peregrinos y extranjeros para conmigo.
“Otorgarán el derecho de rescate de la tierra en toda la tierra que poseen.
“Si alguno de tus hermanos llega a empobrecerse tanto que tuviera que vender parte de su posesión, vendrá entonces su pariente más cercano y rescatará lo que su pariente había vendido.
“Cuando un hombre  no tenga quien lo recate, pero consigue reunir lo suficiente para rescatarla, calculará los años que han transcurrido desde su venta, y reintegrará al hombre que se la había comprado el resto. Así retornará a su posesión”  Levítico 25,23-27
“¡Ay de aquellos que  promulgan decretos fraudulentos y dictan decretos de iniquidad para apartar del juicio a los pobres, para  privar del derecho a los menesterosos de mi pueblo, para llevar cautivas a las viudas y para despojar a los huérfanos!  Libro del  profeta Isaías 10, 1 y 2
Los profetas llamados por Dios para  recordar al pueblo Su voluntad, denunciaron siempre LA INJUSTICIA Y LA OPRESIÓN como transgresiones de la ley  y como  efectos de la  idolatría.

Quien menosprecia al pobre, y  piensa que puede aplastar impunemente al desvalido, al disminuido física o mentalmente, al que por el egoísmo enfermizo y deshumanizante de los poderosos se encuentra en una posición débil y de pobreza y lo mata sin ninguna objeción de su consciencia porque cree que lo puede ocultar, está equivocado aunque se esconda tras la impunidad organizada y sostenida por él mismo y por sus cómplices.

El menosprecio a la vida en todas sus expresiones,  en estos últimos 40 años, no nació de la noche a la mañana. Tampoco es la responsabilidad de un gobierno en particular. Es antes que nada, efecto y consecuencia de una sociedad construida sobre estructuras injustas y desiguales que favorecen únicamente a un pequeño grupo de familias, mientras excluyen y marginan a la mayoría de la población.

Hemos escuchado la conocida expresión: LA VIOLENCIA ENGENDRA VIOLENCIA.

Hay muchísimas formas de violencia,
-la mamá que dice al niño:” si no haces lo que te digo ya no te quiero;” está utilizando violencia contra su hijo.
-el padre que le grita a su hijo de 7 años: ¡Cállate patojo baboso! Shooo! Está utilizando la violencia.
-el patrón que maltrata al trabajador o utiliza epítetos que disminuyen o  desvalorizan al trabajador, está siendo violento
– el que utiliza la famosa frase: ¡ parecés  indio!  Está mostrando la violencia del racismo acendrado en casi todos los guatemaltecos ladinos.
-el que paga bajos salarios a sus trabajadores  aprovechándose de la alta tasa de desempleo para poder aumentar sus ganancias, está siendo violento
-El que teniendo cientos de hectáreas de tierra y grandes ganancias,  continúa despojando en maneras “legales” pero injustas a familias campesinas, ES VIOLENTO. ”Pero el que posee bienes del mundo y mira a su hermano en necesidad y retiene su compasión hacia él ¿Cómo puede el amor de Dios estar en él?  1ª Epístola de San Juan 2, 17.
-el hombre que le grita y le pega a su mujer, ES VIOLENTO
-Aprobar la explotación minera a cielo abierto sin consultar a las comunidades y  no respetar el resultado de  las consultas comunitarias realizadas en muchas comunidades para evitar la contaminación del suelo, de los ríos y los daños a las casas de  los habitantes de las comunidades, es violentar la voluntad de los  ciudadanos  que tienen  derecho a que se respete su voluntad y su derecho a exigir  el respeto al medio ambiente y a su integridad física. Los gobiernos que no respetan los derechos ciudadanos son violentos.
-Desalojar a familias campesinas que no tienen en donde vivir ni otra forma de trabajar sino cultivando la tierra, es no sólo violencia, sino violencia criminal y es violación a la constitución que garantiza el derecho a la vida, al trabajo y a un salario digno.

“Laméntense y entristézcanse, oh ricos, a causa de las desgracias que les vendrán!,
Porque sus riquezas están corrompidas y hieden, y sus vestidos han sido devorados por la polilla.
Se han enmohecido su oro y su plata; su moho será testigo contra ustedes y está preparado para consumir su cuerpo. Han amontonado fuego para los días finales.
He aquí clama el salario de los obreros que han cosechado sus tierras, porque ustedes lo han retenido, y el clamor de los cosechadores ha llegado hasta los oídos de Yahweh de los ejércitos.
Ustedes han vivido en placeres sobre la Tierra; han sido glotones y han alimentado sus cuerpos para el día de la matanza.
Han culpado y han dado muerte al justo, y nunca se les ha opuesto. Epístola  del Apóstol Santiago 5,1-6  Versión Peshitta.

Todo signo de violencia es el primer paso hacia el homicidio. ”… porque el que aborrece a su hermano es homicida, y ustedes saben que la vida eterna no puede permanecer en ningún homicida.”  1ª Epístola de San Juan 3:15  (incluir otros textos)

La violencia permanece latente en todos los seres humanos. Tomar consciencia de esto es vital porque  es muy fácil detectar la violencia en los otros y creer que nosotros-as no somos violentos o estamos exentos de la violencia.
Utilizar la violencia y la ley de talión “ojo por ojo y diente por diente” para erradicarla, es querer desinflamar un dedo, martillándolo. Es trampa, engaño y falacia.

¿COMO LLEGAMOS A ESTA SITUACION?
Ha habido muchos factores que han contribuido a que la violencia se convierta en el modo natural de vivir de nuestra sociedad.
El pillaje de la tierra y el sometimiento de los pueblos originarios por medio de la conquista fue y es violencia. (Un ejemplo histórico fue el sistema de encomiendas por medio del cual los conquistadores y colonizadores se repartieron violentamente tierra e indios para cultivarlas). Esto continúa ocurriendo en el desalojo violento y represivo cometido por todos los  gobiernos  de los últimos cincuenta y  seis años. En este último año en el Valle del Polochic.

Habituarnos a ver niños pequeños o  en la pubertad viviendo en la calles sin darles mayor importancia, es violencia. (Trabajé con esos niños en los años 60.  La pobreza de muchísimas familias y la ausencia del padre de familia o la presencia de padres alcohólicos y violentos expulsa de sus hogares a los niños que logran sobrevivir en pandillas como sustitutos de la familia).
La existencia de las pandillas actuales de carácter delincuencial es el producto de del retorno de jóvenes que huyeron de la violencia en los años de guerra y aprendieron de las pandillas en las calles de “Los Angeles y de Nueva York en los Estados Unidos y al llegar a Guatemala reprodujeron esa clase de violencia callejera. Es violencia importada y transnacional, instrumentalizada por los poderes paralelos.
El abismo construido por la ambición de una minoría privilegiada y una mayoría empobrecida es violencia.
La miseria, marginación, analfabetismo y mendicidad son violencia impuesta por el sistema económico y generan violencia.
La pobreza y el desempleo son violencia sistemática y generan tarde o temprano delincuencia para poder sobrevivir
La delincuencia genera violencia
La implementación sistemática de la  represión por parte de los gobiernos, como respuesta a las demandas de campesinos y trabajadores-as organizadas durante casi todos los regímenes desde los años 54 en adelante, “legalizó” el uso de la violencia patronal y estatal y aún del asesinato para callar protestas y abrió la puerta al asesinato político.
La masacres (asesinatos en masa) programadas y cometidas sistemáticamente por el ejército bajo los medianos y altos mandos de la oficialidad, no sólo devastó física y moralmente a la población especialmente en el altiplano occidental con mayoría indígena, sino vendió con éxito la receta de la violencia. El estado mismo garantizó el uso de la violencia criminal como recurso exitoso contra el “enemigo”. Sí, la violencia del pasado reciente, engendra la violencia de hoy.
La impunidad que se instituyó desde el ejército y desde los grupos de poder para no juzgar los crímenes de lesa humanidad que llegaron a constituir el genocidio más vergonzoso en la historia reciente como en ningún otro país de América Latina, es VIOLENCIA institucional,  GRAVÍSIMA  violación de la Constitución y COMPLICIDAD con los crímenes de lesa humanidad.
La propaganda actual de dos de los candidatos a la presidencia  vendiendo nuevamente como receta mágica la pena de muerte, es vender la violencia como solución a la misma.

Las muchísimas personas que aun llamándose cristianas, creen en la violencia como solución a la misma….son violentas y anti-evangélicas impulsadas por el miedo y por la instrumentalización de éste por parte de algunos candidatos en su propaganda política.
La presencia y actividad de cárteles del narcotráfico en nuestro país  que es parte del corredor de la droga hacia los Estados Unidos y cuyo dinero podría estar  inmiscuido en la desenfrenada, costosísima, inconstitucional propaganda electoral, son violencia ideológica, económica y política.
La aceptación complaciente por  parte del Tribunal Supremo Electoral y por parte de la población,  de  personas acusadas de  participar directamente en el genocidio, como  candidatos a la presidencia, es violencia. Además están abriéndole la puerta a la justificación de la violencia homicida, (terror de Estado como en el pasado reciente) desde el mismo gobierno.

Nos decidimos a escribir estas reflexiones desde la fe, porque nos apena muchísimo que los medios de comunicación, propiedad de personas interesadas en que este sistema  injusto e  impune continúe, y que es promovido por todos los partidos políticos, (con excepción de un pequeño grupo de 4 organizaciones pequeñas, cuyos partidarios proceden del mundo indígena y de ladinos pobres),   ofrezcan  más de lo mismo que hemos sufrido desde la firma de la paz: conformación a un sistema de injusticia económica y alineamiento al sistema liberal o neo-liberal que no es sino la idolatría del dios Mammón, que sacrifica  millones de víctimas diariamente ante el altar pagano del capital.  “Ninguno de ustedes puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro, o favorecerá a uno y despreciará al otro. No pueden servir a Dios y a las  riquezas” San Mateo 6,24
“Mis amados hermanos, presten atención: ¿No ha escogido Dios a los pobres de este mundo, pero ricos en la fe, para que sean herederos en el Reino, el cual Dios ha prometido a los que le aman? Epístola del Apóstol Santiago  2, 5

Y PARA FINALIZAR, LAS PALABRAS DE JESUS DE NAZARETH:
”Luego dirá a su vez a los que estén a su izquierda: “Apártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Adversario y sus ángeles.
Porque tuve hambre y no me dieron de comer, y tuve sed y no me dieron de beber;
Fui forastero (emigrante) y no me recibieron, estuve desnudo y no me vistieron, estuve en aflicción y en prisión y no me visitaron.”
Entonces ellos contestarán y también le dirán: “Señor nuestro, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento o como forastero, o desnudo, o en aflicción, o en prisión y no te servimos?”
Les contestará entonces, diciendo: En verdad les digo que por no haberlo hecho a uno de estos pequeños, tampoco a mí lo hicieron”. Y estos irán al tormento eterno y los justos a la vida eterna”. San Mateo 25, 41 al 46

Agradecería muchísimo sus comentarios.

Julia Esquivel,
Guatemala 11 de septiembre de 2011
[stextbox id=»warning»]La pobreza y el desempleo son violencia sistemática y generan tarde o temprano delincuencia para poder sobrevivir[/stextbox]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •