Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
***El Maratonista***

Sabe que no basta con
tener un gran inicio,
para llegar al final…

Porque aunque la tuza arde
rápidamente al menor chispazo,
su llama pronto se apaga.

En cambio encender el leño
en la hoguera lleva su tiempo,
pero su calor y su llama son
duraderos…

Sabe que el combustible
del entusiasmó,
acaso alcanza para arrancar
el motor pero no para mantenerlo.

Por eso desde un inicio dosifica
sus energías…
Concentrándose en la meta sin dejar
de disfrutar el camino.

Sabe también que las cosas
grandes de la vida,
no se consiguen en solitario,
si no en comunión con sus hermanos.

Sabe que la constancia
y la perseverancia,
son su mayor estrategia…

Corre a su paso sin compararse
con los de otro nivel,
Porque sabe que a quien debe
de superar es a él…

Cuida de lo que entre en su boca,
porque sabe que no es siguiendo
una dieta loca…
Sino una sabia nutrición lo
que mantiene su cuerpo.

Correr no es una obsesión…
Es más bien una elección
para mantenerse en comunión
con la naturaleza.

Es cada paso que da…
Es el sudor escurriendo en su cuerpo…
Es ese esfuerzo extra…
Una ofrenda al creador que le
dio esa alma de corredor.

Corre más que por medallas
o trofeos corre por ese fe y esperanza
de que al alcanzar esa meta,
podrá volar como un cometa.

Corre…
Porque correr es su oración,
porque tiene esa convicción,
que correr es una forma
de amar y agradecer lo
que ha recibido.

Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •