Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, en su visita Washington está semana declaró que “el legado de España, “fue llevar el español y a través de las misiones, el catolicismo y, por tanto, la civilización y la libertad al continente americano,”” Además, se refirió a “la corriente peligrosa del comunismo a través del indigenismo que es un ataque a España.” (El País 29.09.2021) Esto en respuesta al Papa Francisco quien pidió “perdón” por los pecados cometidos por la iglesia al imponer a sangre y fuego la religión católica a los pueblos indígenas a partir de la llegada del colonialismo español a lo que hoy se llama América.

Leer las declaraciones de Díaz Ayuso, por un lado, no sorprenden, ella reproduce el discurso ideológico del Partido Popular que representa.   Lo novedoso sería escuchar, siendo miembra de esas elites conservadoras, un análisis crítico del rol del imperio español en América Latina a cinco siglos de distancia.  Sin embargo, por otro lado, al escucharla es triste anotar su ignorancia y desconocimiento craso sobre cómo operó la invasión española a lo largo de este continente durante los tres siglos que duró ese vasallaje, con excepción de Cuba.

Pero lo más penoso es su postura de que el indigenismo es una corriente comunista.   Es claro que Díaz Ayuso no sabe ni entiende de que está hablando y solo repite lo que otros ideólogos de extrema derecha dicen sin análisis histórico y menos teórico.

El indigenismo es la corriente que elites, a las que Díaz Ayuso pertenece, crearon desde finales del Siglo XIX y con más articulación impulsaron desde los estados nación a principios del Siglo XX para reproducir el sistema con sus múltiples opresiones y buscar controlar/asimilar a los pueblos indígenas.   O sea, el indigenismo como ideología y como políticas públicas que se impulsaron a lo largo de Latinoamérica fueron creadas y financiadas por el sistema que ella defiende con un objetivo claro.  Entonces, si esto es así, ¿cómo ella declara que el indigenismo es sinónimo de comunismo? 

Díaz Ayuso debería leer como mínimo algunas de las agudas criticas que las voces de mujeres y hombres de los pueblos de Abya Yala han publicado sobre el indigenismo como un proceso del engranaje opresivo, pero sino quiere leer a los intelectuales orgánicos de los pueblos -a los que etiqueta también con suma ignorancia de comunistas- tiene a su disposición libros, disertaciones doctorales, ensayos y debates de académicos del mundo occidental, incluso de españoles, quienes han realizado desde su propia perspectiva una critica documentada a las políticas indigenistas, su impacto y efectos actuales.  Quizá allí ella comprenda que el indigenismo lejos de ser un ataque a España no hace sino buscar la incorporación por múltiples medios de los pueblos indígenas al sistema que ella denomina “civilizatorio”.

Fuente: [elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
Últimas entradas de Irma Alicia Velásquez Nimatuj (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •