Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Javier Payeras

Estados Unidos es como uno de esos call center que cobran deudas a los estados fallidos, hoy sus acciones no salen del twitter de sus burócratas, pues no hay bloqueos económicos para los países corruptos. En Latinoamérica ya conocemos muy bien el tipo de «amor» que el país de norte nos puede dar.

El capitalismo se moldea según los think tanks que dirigen a las potencias desde las corporaciones e imponen agendas a través de consultores que son el equivalente contemporáneo de un Joseph Goebbels para el manejo de la propaganda y la desarticulación del pensamiento crítico.

Las revoluciones son tendencias fotogénicas que, al llegar la mañana y la resaca, el viejo orden barre con su batallón de limpia para reconstruir lo caído y dejar que todo siga igual. Lamentablemente con selfies no se construye una economía ni un sistema nuevo de salud ni una distribución justa de los beneficios del trabajo.

La resistencia definitivamente está afuera de las redes digitales: Está en el gesto más desinteresado y menos narcisista, la solidaridad, la experiencia compartida y el contacto humano en el espacio de lo real.

Lamentablemente con selfies no se construye una economía ni un sistema nuevo de salud ni una distribución justa de los beneficios del trabajo.

Fuente: [Facebook]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Javier Payeras
Últimas entradas de Javier Payeras (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •