Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

***El Beso del Ángel***

Escuchando aquella vieja canción,

me trasporté a aquel hermoso momento,

en el que de tu mano entramos al paraíso,

sin pedir permiso…

Sentí sus aromas, vi sus flores llenas de colores,

y por un momento el tiempo ya no fue tiempo,

porque como un niño se perdió en la eternidad…

En ese momento de eternidad…

Resumiendo mi vida en tu vida,

puse al descubierto el corazón

como el creyente que se entrega

a su creencia.

Y como quien hace propósito de enmienda,

reprimí mis instintos naturales…

Le impuse a mi libido penitencia…

Exorcicé mis viejas manías y en un beso

te entregue el corazón.

Sentí temblar tus manos…

Sentí como tu alma se estremecía

y te volví a abrazar…

Luego sentí la luz de tu mirada y viendo

tus ojos humedecidos te vi llorar de alegría.

Escuche de tu boca, palabras sencillas

pero llenas de un ¿No se qué?

Que no se explicar…

Pero son ellas como vacunas contra

la tristeza y el desaliento,

pues a tu lado a cada momento,

encuentro razones para ser feliz.

Contigo aprendí que si dejo de aprender,

empiezo a morir…

Que sin amor es mejor no existir.

Solo contigo he tenido esos raptos de emoción,

que trascienden mis sentidos,

y he transpirado ternura.

Tu acercándote a mi me musitas palabras

que mueren en suspiros…

Suspiros que son como los latidos

de tu corazón.

No sé si ha sido un estado de alucinación,

más hay una certeza en mi corazón,

que ha descubierto en tus ojos a un ángel.

Hoy sin ti, mi vida es como un diario

con páginas arrancadas…

Sin ti, soy como un ánima en pena en

el infierno del olvido.

¿Quién pudiera trocar el invierno en primavera?

Como quisiera decirte que aun que no eres la primera

mi alma se ha entregado a ti como se entrega el

río a la rivera…

Eres un ángel…

Y mi apreciación no nace de mi locura,

Pues como se puede explicar,

que el alma se venga a enamorar,

sin que los sentidos no tenga ni noción,

de ¿De cómo? O ¿Quién?

En un beso le ha robado el corazón.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •