Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dos preguntas de Luis Díaz a Mario Roberto Morales

LD: ¿Se siente usted indignado?

MRM: Claro. Indignado e iracundo. ¿Cómo no estarlo si uno se ha pasado la vida viendo a su país saqueado sistemáticamente por su clase dominante y por sus perros de presa, los políticos serviles, los militares retrógrados y, ahora, los neoliberales ignorantes? Pero no es la primera vez que me indigno. Yo fui de los que se organizaron clandestinamente para luchar contra la dictadura oligárquico-militar y en eso anduve de 1966 a 1992. A partir de entonces libro la lucha ideológica en los medios escritos. ¿Cómo no voy a estar indignado?

LD: ¿En qué ha afectado la corrupción su trabajo?

MRM: Soy un escritor en un país que no sabe leer porque, desde 1954, su clase dominante y sus perros de presa se han dedicado a destruir el sistema educativo y le han recetado a las masas represión militar y consumos superfluos para su entretención banal. Yo escribo para mi pueblo. Soy un intelectual orgánico de él. Pero mi pueblo es iletrado. Es analfabeta funcional. Y poco entiende a sus artistas y cultores. El sistema que ha asesinado la inteligencia de mi país actúa así por corrupto. En esto ha afectado mi trabajo la corrupción.

Mario Roberto Morales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •