Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Desanudar la historia

Lucha Libre
Lucía Escobar
laluchalibre@gmail.com

¿A qué edad somos conscientes de nuestro papel en la sociedad y del de nuestra familia? ¿Es la verdad una sola para todos? ¿Qué tiene que ver la memoria personal con la Historia? Son muchas las preguntas que me vienen a la mente ahora que empieza la X Muestra de cine internacional memoria verdad y justicia, Los nudos de mi memoria .

Como ejemplo de lo que nos trae este festival; el viernes 26 de octubre se proyectará El tigre de Ixcán, un audiovisual escrito y dirigido por Tatiana Palomo Arenas. Aquí, la directora realiza una reflexión y crítica a través de su propia memoria, de los recuerdos de su niñez y de cómo se enfrentó, sin querer, a una verdad histórica que impactó a su propia familia y al país entero.

El cortometraje está basado en hechos de la vida real y es narrado a través de los ojos de una niña de naturaleza rebelde quien escucha en su colegio un discurso de una ex dirigente guerrillera, y queda impactada positivamente por las palabras revolucionarias. Sin embargo, más tarde conocerá de qué manera su propia familia se vio afectada por ese movimiento contrainsurgente a través del caso ilustrativo No. 59 documentado por la Comisión de Esclarecimiento Histórico, CEH, en Guatemala memoria del silencio. Este suceso forma parte del 3% de las violaciones de derechos humanos atribuidas a la guerrilla, que sucedieron durante 36 años de guerra en Guatemala. El 7 de junio de 1975 fue asesinado José Luis Arenas Barrera, finquero, ex fundador (en 1952) del Partido de Unificación Anticomunista (PUA) y conocido como «El Tigre del Ixcán”. La ejecución se la atribuyó al Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP). Según miembros de dicha organización clandestina, las personas ajusticiadas eran seleccionadas en base a quejas de la población que los acusaban de apropiación ilegal de tierras, abuso a los trabajadores y crueldad. Bajo esa lógica, fueron asesinados Guillermo Monzón, comisionado militar del Ixcán y Arenas, terrateniente dueño de 100 caballerías productoras de café y cardamomo en San Gaspar Chajul, Quiché. Arenas se encontraba pagando el salario quincenal de los colonos cuando cuatro miembros del EGP se mezclaron entre los campesinos. “No se muevan, todos manos arriba, venimos por el señor Arenas, para vengar la sangre de los colonos que han sido maltratados y vejados” dijeron mientras disparaban . Según el CEH; también resultaron heridos dos campesinos: Abelino Soto Pérez y Pioquinto Soto Barrios, de 19 años de edad, quien quedó parapléjico cuando una bala penetró su columna vertebral. Este acto llamado por la guerrilla como “justicia social” marcó el inició de la violencia estatal contra el pueblo ixil. Las aldeas Ilom, Ixtupil, Sajsivan y Sotzil, vecinas a la finca, incrementaron su apoyo al movimiento guerrillero pero pagaron ese atrevimiento con masacres, desplazamiento y tierra arrasada. Tras el llamado “ajusticiamiento” de El tigre de Ixcán, funcionó un destacamento militar en el interior de La Perla que intentaba frenar el avance de la guerrilla por las montañas de la zona norte de Nebaj y Chajul.

La mayoría de las películas que se proyectarán fueron realizadas por cineastas centroamericanas que crecieron durante la guerra en sus países y buscan recuperar la historia a través de su propias vivencias y las de sus familiares. Cada película es acompañada por un foro con invitados especiales que hacen que cada película se aproveche al máximo. Procurar un espacio para el debate público y el intercambio de ideas es de lo mejor de la muestra.. Estas conversaciones son valiosísimas e indispensables para ir curando las heridas que dejó la guerra y también para entender las consecuencias de estos hechos, que aún afectan a las comunidades de la región y también a las familias involucradas.

Para ver todo el programa: www.memoriaverdadjusticia.com.gt

Fuente: [www.elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Lucía Escobar

Estoy casada con el periodismo y a veces le soy infiel con la ficción. He sido redactora, reportera, editora, columnista y lo que se ofrezca en una redacción. Escribo porque me siento cómoda entre las palabras. Además, soy entusiasta del arte, la cultura y la ecología.
Lucía Escobar

Latest posts by Lucía Escobar (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •