Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 ¿Sabes qué?

Hoy escuché una voz tan familiar

que me logró, casi, provocar

las mismas chispas de alegría que sentía

solamente con la tuya.

 

Y ¿sabes qué?

Esa voz que me resultó tan especial

no tiene tu registro ni tu timbre,

mas tiene cascabeles de interés

hacia mí, lo que pienso y lo que hago.

 

¿Sabes qué?

Me temo que te estoy dejando de amar.

Y a la vez que siento alivio tengo cierta desazón al observar

cómo comienza a morir

lo que pudo seguir siendo algo tan bello en nuestras vidas.

 

¿Qué es eso que brilla en tu mirar?

¿Es que te duele que mi corazón

tome otro rumbo y por fin de ti se aleje,

o, lo que te duele es el amor propio?

 

¿Sabes qué?

Aún siento esa excitación que me provoca tu cercanía

pero, también ha disminuido al recordar

que al buscarte la mirada

son tantas las veces que no encuentro nada.

 

¡Hazme el amor!

Puede que ésta sea la última vez.

Tómame en tus brazos,

démonos la oportunidad de encontrar

cuál será el sendero que luego tomaremos.

Últimas entradas de Georgina Palacios (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •