Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

David Barahona, exilio guatemalteco

¿De cuál Guatemala? David Barahona venía de la solidaria y honesta. La devota del amor y la amistad. Guatemala del teatro y el arte y la creatividad. Ese país que muchos creen que no existe. O peor aún: que no puede existir. David era el perfecto antifascista.

Porque ha habido, y hay, un país de gente creativa, democrática, fraternal. La Guatemala honrada a carta cabal. La que no engaña ni explota. Ni mata, ni secuestra, ni masacra niños. Esa Guatemala que los trogloditas contemporáneos creen vencida, acabada e inexistente.

Hace 33 años David Barahona perseguido por las fuerzas de seguridad del Estado, unidos macabramente con escuadrones francos, tuvo que salir de Guatemala. Cruza la frontera caminando y llega a pie hasta Nicaragua. De ahí se traslada a México donde se reencuentra con su elenco Teatro Vivo. Siguen años de giras internacionales obligadas, ya que el grupo estaba condenado a muerte por las fuerzas del gobierno nada académico ni artístico ni estético del general Romeo Lucas García y sus análogos secuaces. Delitos imputados a David: actividades subversivas de teatro, conspiración socialista con marionetas y títeres para niños, acciones antigubernamentales como payaso de circo popular e insurrección deliberada con poesía y arte. Estaba sentenciado a muerte por ejecución extrajudicial, tortura segura, o en el mejor de los casos desaparición forzada. El exilio es siempre salida de emergencia.

Teatro Vivo fue acusado de enlodar el nombre de Guatemala. De hacer mala imagen al pobre general Lucas, con obras magistrales como “El Mundo de los Burros” y “Pisto”. La crítica internacional los levantó muy alto y estuvo en desacuerdo con los criterios represivo/demenciales de actores miserables y desalmados de la película de terror llamada “Guatemala Contrainsurgente”, como el general Chupina, jefe entonces de la no especialmente culta Policía Nacional (no civil). En la mencionada película “de miedo”, toda voz que dijera justicia, democracia o libertad era silenciada de inmediato con los disuasivos argumentos de un balazo en la cabeza, después de la respectiva castración o violación, fuera hombre, mujer, niño o anciano. A veces da tanta vergüenza ser guatemalteco. Y más por los sinvergüenzas que no se inmutan ante el dolor infinito a que ha sido sometido nuestro pueblo. ¡Abajo las masacres! ¡Viva la vida!

El elenco llega finalmente a Francia donde se queda y con el tiempo se disuelve en el exilio. En París David Barahona se hace famoso entre la comunidad latina. Conocido como actor, amigo diligente y solidario, poeta de la vida.

David Barahona falleció en París el pasado 29 de marzo. Impresionante la cantidad de gente la que llegó al hospital. El vacío que deja es enorme dentro de la comunidad latina. Sus restos volverán a la patria pronto. El exiliado vuelve al terruño después de 33 años. Esperemos que en el aeropuerto esté presente toda su familia. Su gran familia del teatro y de la cultura. Que sean muchos. ¡Que no se quede uno atrás de los demás!

 

Jaime Barrios Carrillo
Últimas entradas de Jaime Barrios Carrillo (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •