Minicuento

Carlos Fuentes

– Si te acabas la vida, que tu espectáculo haya sido del bueno.

¡Te estaré esperando allá en tu reino!

… darán las dos

¡Detonará!

¡No importará!

– Descalzos, juntos, bajo la luna sacra, vistiendo de plata y cantando a todo pulmón, con el embrujo de la noche.

– Bailando al compás del efecto de las olas.

– Nos encaminamos todos inexorablemente, poco a poquito, sin nunca detenernos, hacia el nirvana.