Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Crisis en el Sistema Penitenciario (II)

Guatemala vive un ciclo vicioso, se sale de la violencia para ser obligado a caer en ella a cambio de sueldos míseros.

María Aguilar

Luego de la fuga de Marixa Lemus Pérez, ocho guardias fueron consignados por el delito de cooperación a la evasión y de ser hallados culpables enfrentarán una sentencia de ocho a 18 años de cárcel y multa de 40 a 80 mil quetzales. Decidir arriesgarse a obtener este castigo revela por un lado, la desesperación y las necesidades en que los acusados se encuentran, y por el otro, la corrupción en la que se mueven los guardias del Sistema Penitenciario. Hombres y mujeres que terminan absorbidos a puestos que, dado los altos niveles de desigualdad en el país, con salarios de hambre, y sobornos, son presa fácil del sistema putrefacto en el que operan las cárceles y el sistema de justicia en Guatemala.

A pesar del peligro y los bajos sueldos, cientos de jóvenes continúan aplicando para puestos en el Sistema Penitenciario. Develando la crisis de empleo y oportunidades en Guatemala. En un reportaje de prensa, acerca de la apertura de 500 plazas para guardias del Sistema Penitenciario, se indicaba que, en tan solo una hora, más de 350 aspirantes se habían presentado (Prensa Libre 25/07/16). Una de las historias resaltadas de los aspirantes fue la de Eduardo Chen Choc, quien indicó ser maratonista, originario del departamento de Alta Verapaz, pero para quien el deporte no le proporcionaba lo mínimo para mantener a su familia. Otra de las entrevistadas, una joven de San Miguel Chicaj, Baja Verapaz, maestra de educación preprimaria quien acudió a la convocatoria por la falta de oportunidades en su lugar de origen.

Ambas historias –presentadas en el reportaje– revelan otra arista que poco se menciona. La cantidad de familias, que sobrevivieron al terrorismo de Estado del siglo pasado y quienes a pesar del trauma y la violencia ven los puestos en las fuerzas de seguridad, en la Policía, Ejército o Sistema Penitenciario, como la única oportunidad de empleo para enfrentar su precaria situación. Guatemala vive un ciclo vicioso, se sale de la violencia para ser obligado a caer en ella a cambio de sueldos míseros pues según el vocero del Sistema Penitenciario, en el 2016, el sueldo de los guardias era apenas de Q3,100.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2017/05/29/crisis-en-el-sistema-penitenciario-ii/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

María Aguilar Velásquez
Últimas entradas de María Aguilar Velásquez (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •