Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Conoce a ‘Los Hermanos’ que dieron forma a la política de los Estados Unidos por dentro y por fuera

Como guatemaltecos tenemos la obligación de informarnos, estudiar y entender, en que consistió y aún consiste el remolino terrible en cuyo centro estamos todavía metidos. Es con esa intención que presento la traducción realizada por mi de este comentario por demás interesante sobre el libro The Brothers, de Stephen Kinzer. Sin embargo, debemos dejar constancia que no sólo son los hermanos Dulles los responsables de nuestra desgracia, o sólo los Estados Unidos. Figura principal en este desaguisado es el ejército guatemalteco, que en el momento justo traicionó la lealtad debida hacia su jefe máximo, Jacobo Árbenz Guzmán (presidente electo democráticamente), y hacia la patria, abandonando así todo viso de honrabilidad. De allí la revuelta de los Cadetes del 2 de Agosto, de allí el Movimiento 13 de Noviembre. Ya fuera por empatía ideológica, mayoritariamente por dinero, por resentimientos o puestos asegurados, o por miedo, esa institución quedó, ya desde entonces, mancillada.
Julio C. Palencia

En 1953, por primera y única vez en la historia, dos hermanos fueron designados para manejar la política exterior abierta y encubierta de los Estados Unidos.  El presidente Dwight Eisenhower designó a John Foster Dulles como Secretario de Estado y a Allen Dulles como director de la CIA.

The-Brothers-DullesEl periodista Stephen Kinzer señala que los hermanos Dulles dieron forma a la posición de los Estados Unidos hacia la Unión Soviética, llevaron a los Estados Unidos a la guerra con Vietnam y ayudaron a derrocar gobiernos que consideraron poco amigables a los intereses estadounidenses en Guatemala, Irán, Congo e Indonesia. En su nuevo libro, The Brothers, Kinzer dice que las acciones de los hermanos Dulles «ayudaron a configurar varias de las crisis más largas y profundas en el mundo». John Dulles murió en 1959. El presidente Kennedy reemplazó a Allen Dulles después que la operación encubierta para derrocar a Fidel Castro en Cuba terminara desastrosamente en 1961, en la invasión de Bahía de Cochinos.

Kinzer señala que los antecedentes comunes y la ideología compartidos por los hermanos jugaron un papel determinante en sus decisiones políticas. «Tenían esta visión del mundo desde muy jóvenes», dijo Kinzer. «Que existe lo bueno y lo malo, y que la obligación de la gente buena es salir al mundo y destruir a los malos».

La manera en que los hermanos trabajaban juntos

Ambos se acercaron a Eisenhower durante su campaña presidencial, y puso en su cargo a uno de ellos antes de ser electo y al otro inmediatamente después. Fue un arreglo lleno de tensión y peligro desde el inicio, no sólo por quienes eran los hermanos, sino por el hecho mismo de que eran hermanos. Habían crecido juntos, por supuesto, y tenían una relación muy cercana.

Ellos veían el mundo del mismo modo. Eso significa que cuando tomaran cualquier decisión de impulsar alguna operación, no debían consultarlo con nadie más. En otras circunstancias podrías haber tenido media docena de expertos en América Latina provenientes de la CIA y otra media docena del Departamento de Estado, y discutirían alrededor de una mesa sobre lo que era conveniente o no hacer. Sin embargo, con estos dos hermanos no debías consultar a nadie más. Cada uno era para el otro una cámara de ecos para sus propias certezas.

La relación profesional de los hermanos

Tenemos muy poca información escrita sobre la relación de los dos hermanos, y la razón es que ellos hablaban entre sí por teléfono varias veces al día. Se reunían a veces después del trabajo o los fines de semana, y sólo tomaba, literalmente, un movimiento de cabeza o  un guiño para confirmar que se realizaría una operación de gran envergadura. Ambos tenían la bendición total del presidente Eisenhower y no hicieron nada a sus espaldas, pero el presidente les dio rienda suelta, y ambos funcionaban como las mandíbulas sueltas de una serpiente, que parecen estar desgonzadas pero trabajando para lograr el mismo fin. Foster Dulles se encargaría del telón de fondo diplomático y la motivación política interna, y Allen Dulles se haría cargo de la operación secretamente.

La manera en que sus creencias religiosas afectó la política

Los hermanos Dulles provenían de una línea familiar religiosa de misiones calvinistas. Ambos crecieron en una casa parroquial, su padre fue clérigo. Era frecuente que tuvieran misioneros acompañando a la familia durante la cena, y debían ir a servicios todos los días — tres veces los domingos– y tomar nota sobre tales servicios para discutir los sermones con su padre. Cantaban himnos en casa y pasaban mucho del tiempo rezando. La religión particular de la que provenían –Presbiteriano Reformado o Calvinista– veía el mundo en cualquiera de las dos maneras siguientes: que habían buenos cristianos y que estaban los «otros», paganos y salvajes. Los cristianos, desde su punto de vista, no podían darse el lujo de sentarse en casa y esperar el triunfo de los buenos; ellos mismos debían introducirse al mundo y asegurarse que los buenos triunfaran.

Cuando tienes este punto de vista acerca de tu religión, sólo hay que dar un paso muy pequeño para aplicar el mismo esquema a la política. Piensas que hay líderes buenos y  malos en el mundo, gobiernos buenos y malos, y este es un concepto muy distinto de los conceptos que otras culturas y otros pueblos tienen. Es una creencia muy extendida en el mundo que cada persona y cada gobierno está conformado por impulsos buenos y malos, y que se manifestarán dependiendo de las circunstancias. Pero no era eso lo que creían los hermanos Dulles. Ellos venían de una tradición religiosa que veía una división entre el bien y el mal, y al obtener poder político también vieron el mundo de esa manera.

Horrorizados por el comunismo

Los hermanos vieron, correctamente, que el marxismo, el bolchevismo, el comunismo, se había convertido en la amenaza principal para el poder de las corporaciones multinacionales en el mundo. Tuvieron terror al cambio radical. Creyeron que el mundo enloquecería si no se permitía a los negocios funcionar libremente. En la medida de su preocupación, condicionados por décadas en la defensa de corporaciones multinacionales norteamericanas (cuando fueron abogados de esas corporaciones), la economía mundial, la seguridad y felicidad de toda la gente dependía de la capacidad de las corporaciones multinacionales norteamericanas de funcionar libremente en el mundo.

El que el comunismo buscara restringir a las corporaciones norteamericanas, y que pusiera en duda su eficacia, el concepto entero de la propiedad privada y la actividad de las corporaciones multinacionales, les resultaba una cosa horripilante.

Sobre su tergiversación de nacionalismo y neutralidad

Los hermanos Dulles no sólo vieron un peligro en la Unión Soviética, el cual por supuesto era un estado con armas nucleares en el pico más conflictivo de la Guerra Fría, sino que igualmente vieron un peligro proveniente de países de cualquier lado del mundo que le daban la bienvenida a lo que ahora vemos como simple nacionalismo. Países emergentes que no deseaban estar del lado de los Estados Unidos en la Guerra Fría, y que no querían verse envueltos en la Guerra Fría, eran vistos por los hermanos Dulles como títeres del Kremlin.

Fallaron completamente en comprender la naturaleza del nacionalismo del tercer mundo. Habían cientos de millones de personas en África, Asia e incluso en América Latina emergiendo del colonialismo. Estos países buscaban un lugar en este mundo tumultuoso. Los hermanos Dulles fueron incapaces de ver esto; asumieron que toda neutralidad y todo movimiento nacionalista era parte de la estrategia del Kremlin.

Sobre la capacidad de los Dulles de derrocar los regímenes de Irán y Guatemala pero no en Cuba y Vietnam

Los hermanos Dulles tuvieron éxito en sus actividades en Irán y Guatemala debido a que eran sociedades democráticas, eran sociedades abiertas. Estas sociedades tenían prensa libre, tenían organizaciones independientes, habían grupos de profesionales, tenían sindicatos, existían asociaciones de estudiantes y organizaciones religiosas. Cuando tienes una sociedad abierta, resulta muy fácil realizar operaciones encubiertas que penetren la sociedad y la corrompan.

En realidad, uno de los jóvenes que estaba en Guatemala al realizarse el golpe de estado era el joven médico argentino Che Guevara. Posteriormente, Che Guevara seguiría su rumbo hacia México y conocería a Fidel Castro. Castro le preguntó «¿Qué pasó en Guatemala?». Estaban fascinados, pasaron horas y horas hablando sobre esto. El Che Guevara le dijo a Castro que «La CIA había tenido éxito porque Guatemala era una sociedad abierta». En este mismo momento ellos decidieron que «Si tomamos el poder en Cuba, no podemos permitirnos la democracia. Debe ser una dictadura. Sin prensa libre, sin organizaciones independientes, ya que de otra manera la CIA llegará y nos derrocará». En realidad, Castro emitió un discurso después de tomar el poder con Jacobo Árbenz sentado a su lado en el que dijo «Cuba no será otra Guatemala».

Tampoco el líder comunista vietnamita Ho Chi Minh estableció una sociedad abierta… estableció más bien una dictadura, una sociedad cerrada y tiránica, que hizo extremadamente difícil la operación de la CIA. Resulta irónico que si el primer ministro de Irán, Mohammad Mossadegh, y Jacobo Árbenz, hubieran sido los tiranos que los hermanos Dulles publicitaron que eran, no hubieran tenido éxito en derrocarlos. Sin embargo, la realidad es que ambos eran demócratas comprometidos con sociedades libres, lo que los hizo vulnerables a la intervención en formas que no fueron posibles en Vietnam.

Cosas que podrían ser distintas de no haber intervenido los hermanos Dulles

Es extremadamente posible que si los hermanos Dulles no se hubieran involucrado en Vietnam, o hubieran actuado de manera distinta, no hubiera habido una guerra en Vietnam al costo de millones de vidas vietnamitas y  más de 50,000 estadounidenses muertos. Guatemala no hubiera sufrido la muerte de 200,000 personas en un período de 35 años de guerra civil como resultado de la intervención que destruyó la democracia guatemalteca. Irán devino en una dictadura real y más de 30 años de fundamentalismo religioso como resultado de las operaciones de los hermanos Dulles. Si no hubieran intervenido en Irán, se podría muy bien tener una democracia vibrante en el corazón mismo del Medio Oriente musulmán.

Dale una mirada al mundo y podrás ver muchas situaciones terribles que lo siguen sacudiendo, y podrás seguirle la pista a muchas de estas calamidades hasta llegar a los hermanos Dulles.

Fuente: [http://www.npr.org/2013/10/16/234752747/meet-the-brothers-who-shaped-u-s-policy-inside-and-out]

 

Julio C. Palencia
Sígueme
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •