Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estos congresistas están ahora identificados con nombres, rostros, departamento que representan y al partido al que pertenecen

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Cansados y hartos están las y los guatemaltecos trabajadores y empobrecidos de que los impuestos que pagan, en medio de esta pandemia mundial, no se inviertan en atender lo prioritario que, es la salud del pueblo, sino que sirvan mensualmente para pagar los salarios y las inmorales prebendas de que disfrutan y tienen acceso los casi cien diputados que integran el nefasto “Pacto de Corruptos”. Congresistas que actúan como pavos reales, al sentirse temporalmente protegidos por la oligarquía, los militares, el crimen organizado y otros actores interesados, que los patrocinan porque los necesitan como peones a su servicio para incrementar sus negocios, para garantizarse impunidad a través de leyes hechas a su medida o para incidir en las instituciones en donde el Congreso tiene una dañina injerencia por mandato.

Estos congresistas están ahora identificados con nombres, rostros, departamento que representan y al partido al que pertenecen. Este trabajo realizado por algunas instituciones y personas, muchos de ellos jóvenes conscientes, quienes están ejerciendo una activa auditoría pública, ha permitido desnudar de qué lado están las y los diputados en base a su accionar desde que tomaron posesión en enero 2020 hasta el presente. Gracias a ese trabajo, que circula fuera de los medios de comunicación convencionales, ahora la mayoría de la población los conoce a través de las redes sociales que han sido el vehículo masivo en donde circulan sus rostros y actos a nivel nacional e internacional.

Precisamente, estos aproximadamente 100 diputados están en la mira del pueblo frente a la responsabilidad que tienen de elegir a los Magistrados de la Corte Suprema y de la Corte de Apelaciones, ambas claves para que el sistema de justicia de Guatemala no termine sucumbiendo ante la pública corrupción y el servilismo al que lo han reducido.

Por lo tanto, el actuar de los congresistas no será personal ni partidista, sino histórico y en contra de la impunidad, porque se recogerá de viva voz el voto de cada uno de las y los miembros del “Pacto de Corruptos”. Y allí los pueblos de Guatemala, con cada voto que emitan podrán singularizarlos e identificarlos porque votaran por los candidatos a magistrados del crimen y de la oligarquía que visitaron a Gustavo Alejos Cámbara, a la cárcel y/o al hospital, y que, además, no cumplen con la capacidad académica requerida, no son seres humanos honrados en su vida pública y privada e idóneos para ejercer la responsabilidad que requiere la impartición de justicia.

Este momento dentro del hemiciclo es importante por la franja de diputados que están en el limbo y que es variable, la mayoría miembros de la UNE y Creo, y en ellas y ellos estará mover la historia y hacer la diferencia.

aproximadamente 100 diputados están en la mira del pueblo frente a la responsabilidad que tienen de elegir a los Magistrados de la Corte Suprema y de la Corte de Apelaciones, ambas claves para que el sistema de justicia de Guatemala no termine sucumbiendo

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2020/07/18/con-su-voto-cada-diputado-se-retratara/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
Últimas entradas de Irma Alicia Velásquez Nimatuj (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •