Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Bernardo ha mantenido una lucha frontal contra las trasnacionales que han llegado a destruir y alterar la vida de cientos de comunidades indígenas.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

La Constitución Política reza en su Artículo 4 que: “En Guatemala todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos. El hombre y la mujer, cualquiera que sea su estado civil, tiene iguales oportunidades y responsabilidades. Ninguna persona puede ser sometida a servidumbre ni a otra condición que menoscabe su dignidad”.

Sin embargo, cuando se trata de líderes y lideresas indígenas que reclaman el cumplimiento de este derecho se les asesina, se les ignora por “indios insurrectos” o se les encarcela para que aprendan a respetar a quienes mandan y deciden qué se hace en el país. Ese es el caso del defensor de los bienes naturales que poseen los pueblos mayas, Bernardo Caal Xol, quien fue detenido en enero de 2018, cuando se encontraba en una audiencia en el Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente y en noviembre de ese año fue sentenciado a siete años y cuatro meses de prisión por el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Alta Verapaz, acusado de detenciones ilegales con circunstancias agravantes y robo agravado, construidos por las empresas y legalizados por el sistema de Justicia nacional.

Bernardo ha mantenido una lucha frontal contra las trasnacionales que han llegado a destruir y alterar la vida de cientos de comunidades indígenas, empobreciéndolas, presionándolas y obligándolas a migrar a la capital a engrosar los cinturones de pobreza y violencia, o a Estados Unidos, en donde realizan los trabajos más duros, pero donde generan ingresos que sostienen la economía comunitaria y nacional, convirtiéndose en el pilar financiero del país.

A continuación, reproduzco la carta que con fecha 2 de febrero de 2021, Bernardo escribió de su puño y letra, y envió, con el derecho que le asiste, al Congreso.

Solicito a los diputados del Congreso de Guatemala, para que lean mis cartas en el pleno.

La Comisión de Derechos Humanos del Congreso, así como ha leído la carta enviada por Mynor Moto [exjuez que se encuentra prófugo de la Justicia, acusado de corrupción por obstrucción a la justicia], también exijo que den lectura a mis cartas que he escrito desde la prisión, denunciando el atropello de los derechos del Pueblo Q’eqchi’ y el secuestro, tortura del río Cahabón que ocasionan las hidroeléctricas RENACE y OXEC S. A. Hidroeléctricas que construyó la empresa “Cobra” de Florentino Pérez, presidente del Club Real Madrid.

A todos mis amigos, a todas mis amigas, a todas las personas que me leen, ayúdenme a hacer llegar esta carta a los diputados.

Hace algunas horas, cumplí 3 años de estar en tortura carcelaria a petición de estas empresas hidroeléctricas que no hicieron el proceso de consultas en base al Convenio 169 de la OIT y el Código Municipal.

Bernardo Caal Xol.”

Bernardo ha mantenido una lucha frontal contra las trasnacionales que han llegado a destruir y alterar la vida de cientos de comunidades indígenas, empobreciéndolas, presionándolas y obligándolas a migrar a la capital a engrosar los cinturones de pobreza y violencia, o a Estados Unidos…

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/opiniones-de-hoy/2021/02/27/bernardo-caal-xol-y-su-derecho-a-ser-escuchado-por-el-congreso/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
Últimas entradas de Irma Alicia Velásquez Nimatuj (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •