Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¡Basta de privilegios para Baldetti!

¡No más privilegios ni cárceles especiales o servicios médicos privados para Baldetti ni para cualquiera de las y los políticos delincuentes y saqueadores del Estado!

Irmalicia Velásquez Nimatuj

La ex vicepresidenta Roxana Baldetti ha solicitado con insistencia a dos juzgados que le autoricen salir de la prisión Santa Teresa, en donde se encuentra recluida desde 2015, acusada de varios delitos y en espera de procesos por el orquestado saqueo que realizó a múltiples instituciones del Estado.

El argumento de que su salud se deteriora por enfermedades que enfrenta debe de ser la oportunidad para que los jueces autoricen a Baldetti a recibir atención médica pero como cualquier otro ciudadano común y que sea en el hospital San Juan de Dios o en el Roosevelt. Los jueces no deben autorizar ni solapar privilegios para Baldetti permitiendo que sea internada en hospitales privados porque serán pagados con los millones que por múltiples formas robó a los pueblos de Guatemala y con los que ella, su esposo e hijos viven cual estrellas de Hollywood.

Baldetti no es más que nadie, no es superior a ninguna de las miles de mujeres de su misma edad que diariamente desde la madrugada esperan poder ser atendidas luego de 4 o 6 horas. Ella, como lo hace el resto, debe de ser internada en una de las secciones a las que tienen acceso las mujeres que llegan en su misma o en peores condiciones, deben asignarle una de las camas de hospital y compartir los baños como lo hacen las cientos de pacientes, de igual manera, alimentarse con lo que pueden proveer los hospitales públicos acorde a los presupuestos que reciben y debe ser tratada con los genéricos con que los médicos luchan por curar a las pacientes.

Los privilegios de los que goza Baldetti, luego de tanta evidencia de saqueo y robo a toda institución pública que estuvo a su alcance, es una ofensa para las millones de mujeres de Guatemala que trabajan entre 14 y 16 horas, para quienes no encuentran un empleo, quienes no pueden llegar a fin de mes y cubrir la renta, pagar los servicios básicos y menos tener alimentación o servicios médicos dignos.

¡Justicia y Castigo! ¡No más privilegios ni cárceles especiales o servicios médicos privados para Baldetti ni para cualquiera de las y los políticos delincuentes y saqueadores del Estado!

Fuente: [https://elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •