Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Así es Guatemala

Lucía Escobar

Es diversa, extrema, intensa, surrealista. No se decide entre declararse un narco-estado o continuar siendo eternamente la finca del criollo. A veces también juega a ser patio trasero de los gringos. Es un mix entre la sórdida violencia de Ciudad Juárez y los pulcros rascacielos de Panamá. Así es Guatemala.

Nos ufanamos de haber sacado a un gobierno corrupto con la fuerza de nuestras manifestaciones, aunque antes dejamos que un militar acusado de graves violaciones a los derechos humanos, se sentara en la silla presidencial. Ahora, cansados de los políticos tradicionales, nos conformamos con un mal comediante que se burla de un pueblo que se desangra.

Aunque se niegue el pluralismo jurídico, aquí hay leyes a medida del cliente, amparos y antejuicios en oferta, prisiones de lujo para los poderosos e infiernos eternos para los más pobres. Hay interpretaciones de leyes que favorecen a las grandes empresas y desfavorecen a las comunidades. Ser caradura y mafioso, se suele premiar con un puesto público.

Vemos a la viuda de un famoso abogado defensor de corruptos, narcos y genocidas, encabezar la marcha pro pena de muerte. El logo en camisetas, afiches y hasta en las tazas es un bigote. Parece una broma pero no lo es. La hija del general que llenó ríos y montañas de sangre también clama por mas violencia. Aunque su padre, Ríos Montt fue condenado a cárcel por genocidio, una semana después el CACIF exigió que se anulará la sentencia, lográndolo y apuñalando así otra posibilidad de reconciliación nacional. Hoy, mientras el ex general disfruta de su vejez al lado de su familia, más de ochenta mil desaparecidos no descansan en paz,

Es curioso que los mismos que piden asesinar a los mareros y extorsionistas son los primeros en juzgar con su dedo acusador a las mujeres que deciden no ser madres a la fuerza. Vivimos en un país que prefiere pelear por algo que no existe (el niño no nacido) que por la vida real y concreta de las mujeres que sobreviven en un mundo desigual, machista y misógino.

Algunas cifras hablan de 22 niñas o adultas violadas cada día en Guatemala. Se calcula que aproximadamente 65 mil mujeres al año abortan clandestinamente en el país. No se toman en cuenta, las que disfrazan su aborto en clínicas privadas o en viajes internacionales.

Así que con o sin barco, el aborto es una solución que eligen muchas mujeres ante la maternidad forzada. Las vidas de ellas parece no valer nada cuando se ven bajo la lupa de la doble moral y la hipocresía mas rancia. El ejército más sanguinario de Latinoamérica, especialista en sacarle los bebés del vientre a las mujeres indígenas, se atrevió a perseguir el barco de Women of Waves que ofrecía proveer de abortos seguros a mujeres que ya habían decidido no ser madres.

Guatemala es esa mujer que ahorita mismo se está desangrándose en un baño público, abortando una patria enferma, producto de una cruel violación o del incesto.

Así es Guatemala.

@liberalucha

Fuente: [https://laluchalibreblog.wordpress.com]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Lucía Escobar

Latest posts by Lucía Escobar (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •