Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Silencio de monja en las paredes

de la ciudad colonial de la Antigua

las rotas tejas en el cráneo tablas y tinieblas

esa hechicería de colochos de guayaba

experiencias que retumban en los graneros

y cada grano que germina provocando vida

elevada el en incienso de tronchado nazareno

metal rock colonial disperso en el ambiente

acaricia las puertas cerradas en faldas de volcán

que se expresó con agua y terremotos pasados

en la ciudad viva sobre esqueleto de piedra

con jade en las venas cortadas por la costumbre

y que se fusionan al final de los momentos

para transportarte con magia al infinito paraíso.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •