Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre poetas guerrilleros e ideologías de lucha armada.

A lo largo del segundo semestre de 1989, me recuerdo sentado a una máquina de escribir y mirando a través de la ventana el barrio de Carmiol, en San José de Costa Rica. Escribía compulsivamente mi tesis de maestría en sociología centroamericana, mientras el bloque socialista se derrumbaba con un estrépito que aturdía a las estupefactas izquierdas mundiales. El año anterior había realizado una investigación libresca y una serie de entrevistas con guerrilleros guatemaltecos, tanto en Costa Rica como en Nicaragua, para fundamentar algunas de las conclusiones con que cerraba mi libro.

Recuerdo que durante los descansos que me tomaba, Fidel Castro decía por televisión: “Estamos asistiendo al derrumbe del mundo socialista”. Y poco después, a principios de 1990, cuando ya había terminado el libro, los sandinistas admitían su derrota en las urnas por Violeta Chamorro. Publiqué entonces un artículo en el periódico Universidad (de la UCR), planteando la necesidad de construir una nueva izquierda que en lo sucesivo librara la lucha política contra la “Nueva Derecha”.

A principios de 1991 viajé a Nicaragua, en donde con César Montes y otros compañeros teníamos actividades relacionadas con Guatemala. Recuerdo decirle a César que la lucha armada se había acabado y que debíamos librar la lucha política. Él estuvo de acuerdo y, para mí, aquella conversación tuvo el efecto ritual de cerrar una etapa y abrir otra (que todavía no concluye). La idea de que la lucha política implicaba la ideológica y que ésta se podía librar en los medios periodísticos de mi país, creció en mi cabeza. Y a comienzos de 1992 estaba de regreso, publicando una columna en Prensa Libre y otra en la revista Crónica, para luego hacerlo en Siglo Veintiuno y después en elPeriódico.

El libro que escribí durante el segundo semestre de 1989, y que me reveló el sentido histórico que tiene mi generación, trata sobre la ideología que animó a los jóvenes de los años 60 a tomar las armas para cambiar el sanguinario y retrógrado régimen oligárquico-militar que todavía mantiene al país en el atraso económico. Después de revisar en Nicaragua casi la totalidad de la producción panfletaria de la izquierda guatemalteca, concluí en que la ideología de la lucha armada se encontraba mejor formulada en la poesía de Otto René Castillo y Roberto Obregón que en el pensamiento político (imitativo y retórico) de las organizaciones guerrilleras y del partido comunista. Me dediqué entonces a analizar aquella producción lírica, considerándola como expresión ideológica de la lucha guerrillera, y el resultado fue La ideología y la lírica de la lucha armada, que publicó la Editorial Universitaria de la USAC en 1994.

Hoy me complace anunciar que la segunda edición de este libro ya circula gracias a la Editorial Cultura, y que será presentado mañana a las 18:30 en el Centro Cultural de España (4 Grados Norte) por Francisco Morales Santos, José Luis Perdomo Orellana, Mario Alfonso Bravo y el autor. Ya me dijo que estará presente mi buen amigo César Montes, a quien doy a conocer en este libro (sorpréndase usted) como poeta y heredero de la lírica de la lucha armada que él y sus pares protagonizaron desde sus inicios.

Están invitados amigos y enemigos. Hablaremos de estas cosas sabiendo que –amparados por la oscuridad y la ignorancia– de nuevo se acercan a la aldea dormida e indefensa los kaibiles.

Mario Roberto Morales

Mario Roberto Morales es escritor académico y periodista. Autor de novela, ensayo, cuento y poesía. Es doctor por la Universidad de Pittsburgh y profesor en la Universidad de Northern Iowa. Es Premio Nacional de Literatura en Guatemala.
Mario Roberto Morales

Latest posts by Mario Roberto Morales (see all)

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •