Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
***A Cristo Rey***

Sumo y eterno sacerdote
que sales mostrando al
varón de dolores que se
dirige con paso lento a la
eternidad al compás del
“Sudor de Sangre.”

Tu rostro criollo contempla
a tu pueblo vestido de cucurucho,
que entre lágrimas y plegarias
te acompaña…

Abrazado al madero como quien
se abraza a la voluntad del Padre,
sabiendo que desde el pesebre
hasta el calvario te acompaña
la madre…

Tus labios entre abiertos
evidencian esa sed, ¡Sed de Amor!
¡Sed de perdón! ¡Sed de eternidad!,
¡Oh! mi Cristo Rey el suplicio y la muerte
son la suerte del redentor.

Ya son más de cuatro centurias
recorriendo las calles de Guatemala
que generación tras generación
te sigue con amor y devoción.

Pues ante tu mirada serena,
no importa el dolor y la pena
ya que el corazón encuentra
paz y consuelo en tu amor.

Vos Cristo redentor, Cristo del Amor
Lleva a nuestras calles tu bendición,
porque este peregrinar
es más que una tradición,
es de este pueblo que se viste
de penitente su vocación.

Pueblo cuya fe los lleva más allá
de la pura emoción y tradición,
pues se ha transformado en su
forma de vida…

¡Viva el Rey! Cuyo palacio se
construyo en un pesebre,
¡Salve al Rey! Cuyo trono
esta en esa cruz.

Cruz de flagelo y martirio
que vos transformaste en
símbolo de tu Amor.

Oxwell L’bu

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •