Ayúdanos a compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por 13 años el AHPN fue una fuente de historia y memoria, por eso el Estado de Guatemala ha hecho todo lo que está a su alcance para neutralizarlo.

María Aguilar/ Salvemos El Archivo

Ayer hace 15 años fue descubierto un acervo de documentos ahora conocido como el Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN). Al momento de su descubrimiento y dado que el Estado de Guatemala había negado su existencia, el lugar fue resguardado a través de la Procuraduría de los Derechos Humanos. Por 13 años el AHPN fue una fuente de historia y memoria, por eso el Estado de Guatemala ha hecho todo lo que está a su alcance para neutralizarlo, logrando cerrar sus puertas al despedir al personal y parar el trabajo de digitalización, organización, limpieza e investigación. A continuación, comparto un fragmento del comunicado emitido por la iniciativa Salvemos El Archivo.

“El 26 de febrero de 2020, la Corte Suprema de Justicia emitió la Sentencia de Amparo 1281-2019, en la cual EXHORTÓ al Ministerio de Cultura y Deportes realizar todas las gestiones administrativas necesarias para declarar al AHPN como “Patrimonio Cultural de la Nación”. A su vez, le ORDENÓ adoptar todas las medidas financieras, administrativas y de recurso humano suficientes para garantizar la continuidad del proceso archivístico de dicho acervo; así como, el diseño e implementación de un plan para la conservación y resguardo del archivo, conforme a los estándares internacionales en materia de archivística y derechos humanos.

Para efectos del cumplimiento de los anteriores mandatos fijó un plazo de 4 meses, los cuales vencen este 3 de julio de 2020. Sin embargo, vemos con preocupación que hasta la fecha no existen indicios de que la Ministra de Cultura y Deportes, licenciada Lidiette Silvana Martínez Cayetano, autoridad obligada, asuma responsablemente los compromisos que le atañen. Los avances archivísticos del AHPN se encuentran totalmente detenidos desde el 1 de enero del presente año y la capacidad de respuesta de sus responsables ante los requerimientos legales de información pública que le hacen la fiscalía, la Procuraduría de los Derechos Humanos, los querellantes adhesivos, las y los investigadores sociales y la ciudadanía en general es atrasada, parcial y mediocre en la calidad de su contenido.

La situación actual del AHPN es preocupante porque hasta agosto de 2018, antes de la intervención política conjunta que el gobierno de Jimmy Morales y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Guatemala (PNUD) le hicieron al Archivo, existía una institución estable, abierta y funcional. Por ello, surge la siguiente interrogante: ¿la inoperatividad que desde entonces hemos evidenciado es producto exclusivo de la incapacidad técnica de quienes conducen el Ministerio de Cultura o existe una clara intencionalidad de que las y los guatemaltecos no tengamos acceso a información pública que contiene nuestra propia historia?”.

La situación actual del AHPN es preocupante porque hasta agosto de 2018, antes de la intervención política conjunta que el gobierno de Jimmy Morales y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en Guatemala (PNUD) le hicieron al Archivo, existía una institución estable, abierta y funcional.

Fuente: [elperiodico.com.gt]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

María Aguilar Velásquez
Últimas entradas de María Aguilar Velásquez (ver todo)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •