En el cruce de la quebrada
raja parte y quiebra con su guitarra
un labrador
borracho hasta la vista nublada
lejos a la distancia en la cabaña
su amigo hace el amor

La vida en el campo… tranquila
la linda de veintiséis
encaje y negro corset
la belleza se encontraba con ella y dentro de él
el cabello suelto indescriptible piel
él salvaje ¡ella, una gata!

La puerta explota… casi nos encuentra separados
dirige la mirada a ambos
su cara de león aterrado
quise explicarlo
se escucharon los disparos
era ella y yo a su lado borracho.