Caso Bitkov: la podredumbre de la burocracia estatal

A un indígena sin recursos, de cualquier región del mundo, aquí lo detendrían al ser delatado por su acento, aunque mostrara documentos que acrediten que es guatemalteco.

Irmalicia Velásquez Nimatuj

Una narrativa de corrupción, desfalco y vidas falsas resulta siendo el caso de la familia rusa Bitkov cuyas interioridades salen a luz a través de los periodistas que cubren la fuente de tribunales. Allí se ha sabido que Igor Bitkov, su esposa Irina y su hija mayor Anastasia lograron establecerse como una “familia de millonarios honorables” y abrir empresas en Guatemala a partir del 2009, gracias a que con cualquier cantidad de dinero compraron una nueva identidad a través de la estructura delincuencial de trabajadores que operaba en el Registro Nacional de las Personas y en la Dirección General de Migración, de los cuales hoy, un total de 41 sindicados se encuentran enfrentando al Tribunal de Mayor Riesgo “A”.

Leer las notas resulta siendo un material digno de análisis por diversos especialistas por los nombres que les asignaron como nueva identidad, Vladimirovich Bitkov pasó a llamarse Gregorio Igor Benítez García y Viacheslavovna Bitkova le dieron el nombre de María Irina Rodríguez Germanis. Mientras a la “sofisticada y glamurosa” hija Anastasia, la corrupción no solo le dio una nueva identidad sino además, Guatemala le ha permitido llevar una vida surrealista.

Este caso muestra que no es lo mismo ser un inmigrante negro y pobre del África que ser un blanco millonario, aunque su fortuna la haya construido estafando por más de US$6 millones a otros ciudadanos o a instituciones en su país de origen. Además, a un indígena sin recursos, de cualquier región del mundo, aquí lo detendrían al ser delatado por su acento, aunque mostrara documentos que acrediten que es guatemalteco, sin embargo, a Vladimirovich, aunque su español posea un fuerte acento, el simple hecho de su privilegio blanco le hubiera permitido seguirse abriendo camino en un país pobre, racista y clasista como el nuestro y seguir triunfando. Un ejemplo, es la vida de luces y derroche de Anastasia, que recorre las redes sociales.

Los tribunales guatemaltecos tienen en sus manos un caso para juzgar y castigar ejemplarmente a quienes venden pero sobre todo a quienes compran documentos de identidad falsos, mientras los guatemaltecos deben hacer trámites por meses para obtener el derecho a un pasaporte o DPI.

Fuente: [https://elperiodico.com.gt/opinion/2018/01/06/caso-bitkov-la-podredumbre-de-la-burocracia-estatal/]

Narrativa y Ensayo publica este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma Alicia Velásquez Nimatuj

Irma A. Velásquez NimatujAntropóloga Maya K'ichee'. Mellon Visiting Professor
Center for Latin American and Caribbean Studies
Duke University
Irma Alicia Velásquez Nimatuj