Autor: Julio C. Palencia

He cantado como único camino de sobrevivencia. Julio C. Palencia.

He cantado como único camino de sobrevivencia Julio C. Palencia Tenía 20 años cumplidos cuando crucé la frontera Guatemala – México de lo que sería el inicio de un largo exilio y una ausencia más larga aún. La ausencia como forma de estar, como forma de no irse nunca. No lo entendí así cuando el cónsul mexicano, generoso y sabedor de la bestialidad a la que estaba expuesto, me dio una visa de 10 días para entrar a su país, y “llegar tan lejos como pudiera”. Era el año de 1982, enero 21. Y la consigna mía y de...

Read More

Perdí el habla. Rita Joe.

Perdí el habla Rita Joe Perdí el habla El habla que me quitaste Cuando era aún niña En la escuela Shubenacadie. Me la arrebataste: Hablo como tú Pienso como tú Hago las cosas como tú La balada revuelta que es mi mundo. Hablo de dos maneras Y en ambas sé decir, Tu manera es la que prevalece. Suavemente extiendo mi mano y pido Encontrar mi palabra De manera que pueda enseñarte quien soy yo. Rita Joe, (Marzo 15, 1932 – Marzo 20, 2007) poeta y compositora de la primera nación canadiense Mi’kmaw. Rita Joe nació en Whycocomagh, Cape Breton...

Read More

Poema del poeta español. Mark Strand.

Poema del poeta español Mark Strand Traducción Julio C. Palencia En una habitación de hotel en algún lugar de Iowa, un poeta americano, cansado de sus poemas, cansado de ser un poeta americano, se recuesta sobre su silla y se imagina a sí mismo como un poeta español, un viejo poeta español, cercano ya al final de sus días, que recorre el Guadalquivir y observa los barcos, grises y fantasmales en el crepúsculo, deslizarse. Las pequeñas olas, que se aproximan a la orilla sucia donde está sentado, susurran algo que apenas escucha mientras sus crestas crecen y se desvanecen....

Read More

Fiticón, la historia de un libro imposible.

Fiticón, la historia de un libro imposible. Julio C. Palencia Una novela. ¿De qué otra manera se podría intentarlo siquiera? Una novela imposible que incluya tanto el suspiro mutilado de la madre sin el hijo, sin la hija, el grito ya apagado de un hombre repetidamente en la tortura, así como el lamento cerrado en la garganta de la mujer abusada, todos con boleto de entrada a un infierno que los guardianes de alma castrada deparaban a sus víctimas. Una novela luminosamente necrológica y nada mórbida, que coloque monedas en los párpados de nuestros muertos-vivos, los presentes a toda...

Read More

Cuando mueran los pájaros. Julio C. Palencia.

Cuando mueran los pájaros Julio C. Palencia En el año 1999 conseguí empleo en la reparación de cubiertas de trenes de carga que llegan a Vancouver. Las cubiertas, que cubren un vagón completo, son de una sola pieza y una grúa se encarga de colocarlas y quitarlas. Esas cubiertas son de fibra de vidrio y tienden con el uso y el trato rudo a quebrarse. El equipo completo estaba conformado por un gerente, anglosajón, y la fuerza directa de trabajo conformada por latinos (un chileno, un mexicano y un guatemalteco), un negro del lado este canadiense y dos nativos de la isla...

Read More

Le apodaban “El Indio”, su nombre era Alejandro Cotí. Julio C. Palencia.

Le apodaban El Indio, su nombre era Alejandro Cotí Como una evolución natural marcada de lleno por la tecnología y su aplicación, los estudiantes del Técnico Vocacional considerábamos a las Facultades de Ingeniería y de Arquitectura como nuestro camino predefinido. Muchos de los estudiantes del Técnico tenían familiares o conocidos estudiando una ingeniería o arquitectura. Ninguno de los dos era mi caso. Yo había llegado al Técnico Vocacional porque una de las hermanas de mi padre, Mamita Consuelo, había sugerido que si estudiaba allí podía sin problema pagar mis estudios en la universidad. Y la idea no era mala,...

Read More

México, de cerca, de lejos… De Luis Cardoza y Aragón para André Breton

México, de cerca, de lejos… A André Breton Luis Cardoza y Aragón Luis Cardoza y Aragón publica el 19 de septiembre de 1936 en el periódico mexicano El Nacional la carta que le enviara a André Breton con su visión de lo que aquel México representaba para el surrealismo. Es el México postrevolucionario y con el icónico presidente Lázaro Cárdenas encabezando el país. Es el México con fuerza de volcán. Cardoza y Aragón dibuja un “perfil sin sombra” en su invitación a visitar México. André Breton no llegará sino hasta 1938. Esta carta también fue incluida en el libro Tierra...

Read More

La aduana de los dos puntos en tres aforismos o frases. Julio C. Palencia.

La aduana de los dos puntos en tres aforismos o frases Julio C. Palencia Los cuatro puntos cardinales son tres: el Sur y el Norte. Vicente Huidobro La frase es un embudo en donde los dos puntos ortográficos reducen el cuatro a dos. Sur y norte, arriba y abajo, infierno y cielo. La frase es parte de Altazor, gran poema de Huidobro. El libro se publicó como tal en 1919, aunque la versión que tengo indica que sus partes ya se habían publicado con anterioridad en revistas. Los tres grandes del muralismo mexicano son dos: Orozco. Luis Cardoza y...

Read More

Los cuartetos de Abul al-‘Ala’ Al-Ma’arri. Julio C. Palencia.

Los cuartetos de Abul al-‘Ala’ Al-Ma’arri Julio C. Palencia Los siguientes 20 cuartetos son los primeros de 122 que aparecen en la obra publicada en 1904 Los cuartetos de Abul al-‘Ala’ de Ameen F. Rihani, escritor libanés fundador de lo que se conoce como literatura árabe-estadounidense. El libro contiene la primera traducción al inglés de una selección de cuartetos provenientes de  “Luzum ma la yalzam” (Cumplir con lo innecesario) y “Saqt e-zand” (La chispa del eslabón) de Al-Ma’arri. En la versión en inglés, el primero, segundo y cuarto verso riman, quedando el tercero solitario. En la versión al español que les presento, realizada por mí, esa rima sólo aparece ocasionalmente. I Observa la Noche, no sea que digamos con jactancia: “Se desplomó bajo la espada del Día, sangrando”. Reaparece otra vez con su multitud de estrellas Mientras se agazapan los ardientes Soles con prestancia. II Oh, Noche, para mí eres tan brillante, tan bella Como el Crepúsculo o el Alba, de dorada cabellera; Cuántas veces, siendo jóvenes, acechamos bajo su sombra, y Júpiter, con aliento contenido, ¡nos miraba! III Nuestros ojos, desatentos al llamado del dulce Sueño, del libro de Estrellas de Dios recorren el mejor soneto, Las Pléyades –de ellas se despide la Luna, nos ofrece un beso y presurosa tiende hacia el oeste. IV Pero pronto mi Noche, esta Reina Etíope atractiva, Que pasa enjoyada, tranquila, serena,...

Read More

Conoce a ‘Los Hermanos’ que dieron forma a la política de los Estados Unidos por dentro y por fuera

Conoce a ‘Los Hermanos’ que dieron forma a la política de los Estados Unidos por dentro y por fuera Como guatemaltecos tenemos la obligación de informarnos, estudiar y entender, en que consistió y aún consiste el remolino terrible en cuyo centro estamos todavía metidos. Es con esa intención que presento la traducción realizada por mi de este comentario por demás interesante sobre el libro The Brothers, de Stephen Kinzer. Sin embargo, debemos dejar constancia que no sólo son los hermanos Dulles los responsables de nuestra desgracia, o sólo los Estados Unidos. Figura principal en este desaguisado es el ejército guatemalteco, que en el momento justo traicionó la lealtad debida hacia su jefe máximo, Jacobo Árbenz Guzmán (presidente electo democráticamente), y hacia la patria, abandonando así todo viso de honrabilidad. De allí la revuelta de los Cadetes del 2 de Agosto, de allí el Movimiento 13 de Noviembre. Ya fuera por empatía ideológica, mayoritariamente por dinero, por resentimientos o puestos asegurados, o por miedo, esa institución quedó, ya desde entonces, mancillada. Julio C. Palencia En 1953, por primera y única vez en la historia, dos hermanos fueron designados para manejar la política exterior abierta y encubierta de los Estados Unidos.  El presidente Dwight Eisenhower designó a John Foster Dulles como Secretario de Estado y a Allen Dulles como director de la CIA. El periodista Stephen Kinzer señala que los hermanos...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: