Mes: agosto 2015

Política tributaria y desigualdad en Guatemala. Edgar Pape.

Política tributaria y desigualdad en Guatemala Edgar Pape* Ex viceministro de Finanzas Públicas Doctor en Tributación Resumen En la política fiscal se sintetiza gran parte las relaciones del poder económico construidas históricamente. La tributación heredó los valores pre capitalistas de buscadores de renta, asentados en la lógica del colonato. No fue, por tanto, la perspectiva del emprendimiento de la inversión productiva y el desarrollo de mano de obra asalariada. Esa conducta fue calcando la ideología tributaria. La tributación es un instrumento clave en la consolidación del Estado-Nación, de ahí se entienden nuestros déficit como proyecto nacional: los impuestos al patrimonio son ínfimos (0.16% del PIB). La estructura tributaria es poco eficaz como mecanismo redistribuir. Una dimensión concreta de los problemas ligados a la pobreza y la desigualdad de los ingresos, es la llamada válvula de escape de las migraciones. Palabras clave. Política tributaria, desigualdad social, construcción del Estado, oligopolios, migraciones.   La desigualdad histórica-estructural como determinante de la política tributaria La política tributaria guatemalteca es herencia de un Estado excluyente que ha sido utilizada por las elites para la generación de rentas fáciles; es, por consiguiente, un resultado de la desigualdad histórica caracterizada por la concentración de la propiedad y la riqueza. En un artículo periodístico (Font, 2010), se alude a que unas pocas familias pueden ser consideradas dueñas de gran capital en Guatemala, sin vacilar en atribuir sus...

Read More

Elecciones en Guatemala, maniobra y sometimiento. Julio C. Palencia.

Elecciones en Guatemala, maniobra y sometimiento Julio C. Palencia Comencemos estas líneas con una pregunta que no tiene que responderme, respóndasela usted, calladito o calladita, si quiere. ¿Por quién votó usted hace cuatro años? ¿Votó nulo, no votó? De manera por demás increíble en un país devastado, silenciado, en un pueblo más fugitivo del hambre y la muerte que migrante, la intención de los que sí votaron (y de los que no) terminaron por darle el gobierno de Guatemala a un conocido militar, cabeza visible de una de las generaciones más sanguinarias y corruptas de los entonces nuevos oficiales del ejército. La elección del 2012 le asignó el gobierno a Otto Pérez Molina, hoy infamemente conocido por lo que ya venía, en decenas de años y al amparo de la represión contrainsurgente, haciendo: enriqueciéndose mafiosamente con su grupo. Hoy, Otto Pérez Molina se encuentra desprestigiado y al filo del precipicio legal (la historia ya lo condenó hace mucho tiempo). Pero su desprestigio y torbellino judicial no provienen solamente de su pasado represor, provienen de las acusaciones severas de enriquecimiento ilícito y corrupción a través de un instrumento de la comunidad internacional que persiste en el país y que conocemos como CICIG. ¿Es hacer dinero un crimen? Claramente, no. Lo es, sí, hacerlo de manera ilegal, y aún peor, al amparo y haciendo uso  de los instrumentos y estructura políticos....

Read More

Las Cadenas Productivas para el desarrollo económico

Las Cadenas Productivas para el desarrollo económico Digi-USAC* RESUMEN Este documento se ha elaborado bajo los términos del proyecto de investigación presentado a y aprobado por la Dirección General de Investigación de la Universidad de San Carlos. Para cumplir con dichos términos, los investigadores lo han desarrollado en la forma de un programa que al implementarse permita, en primer lugar una masiva generación de empleos y en segundo lugar una elevación de los ingresos en el área rural de Guatemala lo que indudablemente dará impulsos al desarrollo económico de las localidades ubicadas en las área de influencia de las Cadenas Productivas. Es evidente que hasta el presente el Estado de Guatemala ha carecido de una política social eficaz, existiendo hasta ese momento en el país una dinámica histórica excluyente traducida en una pobreza generalizada en el área rural, sobre todo en el sector agrícola. En efecto, en Guatemala la agricultura es la principal fuente de empleo de la gente pobre. De cada 100 guatemaltecos, 57 se dedican a la agricultura y el salario promedio, es el más bajo del país, reflejando un bajo nivel de productividad. Según el mapa de pobreza elaborado a partir del Censo 2002 los mayores porcentajes se pobreza y pobreza extrema se encuentran en los Departamentos de San Marcos, Huehuetenango, Alta Verapaz, Quiche, Totonicapán y Sololá (76% a 90%). De acuerdo con diversos análisis, los...

Read More

Ni el menos malo ni voto nulo. Manuel R. Villacorta O.

Ni el menos malo ni voto nulo Manuel R. Villacorta O. manuelvillacorta@yahoo.com Si en Guatemala se prolonga –mediante burdas maniobras judiciales– la oposición a realizar las profundas reformas políticas que necesitamos, el colapso nacional será devastador. En muy pocos meses estaremos viviendo una de las etapas históricas más convulsas y trágicas de toda nuestra historia. No importa qué candidato resulte electo. Los elementos para hacer estallar una devastadora crisis social están dados. Advertirlo es obligación ineludible para todo estudioso de las ciencias sociales que maneje con regular destreza los indicadores políticos,  socioeconómicos y el análisis de coyuntura. No se trata de impulsar teorías catastrofistas. Se trata de advertir lo ineludible para enfrentar lo próximo por vivir, a manera de que los efectos no provoquen daños aún mayores. Tres elementos sostienen mi tesis: 1. El hambre del pueblo y la agudización de la pobreza. 2. El creciente poder del crimen organizado ante la debilidad del Estado. 3. El rechazo popular a un sistema político degenerado. Estos tres elementos estrechamente relacionados serán la mezcla perfecta para que la sociedad guatemalteca explote y se siembre la anarquía en todo el país. Es cuestión de meses para que esto se produzca. El hambre del pueblo y la expansión de la pobreza: en Guatemala nace un niño por minuto, casi 1 mil 500 al día. Niños que se suman a una población que ya...

Read More

La pareja presidencial. Carlos Figueroa Ibarra.

La pareja presidencial Carlos Figueroa Ibarra No me estoy refiriendo en lo fundamental a la alegada pareja sentimental que conforman el presidente Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, ahora encarcelada. Me refiero a la pareja que constituye  el objetivo central del perverso equipo que formaron desde hace varios años: el poder y el dinero. Pérez Molina y Baldetti pasarán a la historia como encarnación de la corrupción en la historia reciente de Guatemala. Puede decirse que en el imaginario guatemalteco probablemente ya desplazaron al ex presidente Alfonso Portillo cuya imagen de corrupto está asociada ahora a la enorme popularidad que tiene. Pérez Molina y Baldetti se parecen mucho a la pareja que aparece en la serie estadounidense de televisión “House of Cards”, que versa precisamente sobre el poder y el dinero. La diferencia es que el protagonista de dicha serie desprecia profundamente a los que estando en el poder,  privilegian la búsqueda del dinero porque según él, los verdaderos ganadores lo que acumulan es el  poder. Pérez Molina y Baldetti privilegiaron la búsqueda del dinero, una jugosa tajada de 14 mil millones de quetzales anuales según dicen las informaciones periodísticas. Lo que no entiendo es porque se expresa tanto asombro. ¿Es en realidad una sorpresa que ahora sea denunciado por el Comisionado de la CICIG como el número 1 de la banda criminal de contrabando aduanero denominada...

Read More

La insurrección de la Guatemala profunda. Gerardo Guinea Diez.

La insurrección de la Guatemala profunda Gerardo Guinea Diez gguinea10@gmail.com La ciudadanía se volcó en una manifestación en la que se exige decencia en el manejo de recursos públicos y una revolución moral. El 27 de agosto ha sido un día luminoso. No es primavera, pero lo parece. Un jueves verídico. El calor brota por doquier. Miles de ciudadanos ocupan plazas y carreteras. El país amaneció semiparalizado. Embriaga tanta esperanza. Los políticos son un organismo envejecido que se pudre en el adobo de las altas temperaturas. Muy temprano se sabe que el exministro de Gobernación Mauricio López Bonilla abandona el país. Los pasajeros del avión se niegan a que esté en ese vuelo hacia Panamá. Lo mismo sucede con el general Manuel López Ambrocio, exministro de la Defensa. Como si fuera un drama en solo acto. No es el viaje de Ulises, nomás intentan cambiar de sitio. Ya no habrá retorno a Itaca. Los titulares de los periódicos informan sobre el destino de Roxana Baldetti: el penal de Santa Teresa, paradójicamente, vecino del lugar “re bonito”, infausta y dolorosa definición del peor psiquiátrico de América Latina. Los medios también hablan de pruebas incriminatorias contra el presidente Otto Pérez Molina. El editorial del New York Times critica al mandatario guatemalteco. Mientras tanto, desde tempranas horas, las columnas ciudadanas marchan hacia su destino, y cientos de empresas apoyan el paro nacional....

Read More

Guatemala: De cómo la corrupción contribuye a la falta de desarrollo (El caso de la niñez y adolescencia). Marcelo Colussi.

Guatemala: De cómo la corrupción contribuye a la falta de desarrollo (El caso de la niñez y adolescencia) Marcelo Colussi mmcolussi@gmai.com, https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33 La situación de la niñez y adolescencia en Guatemala es mala. Y peor aún: con los datos actualmente disponibles, podríamos atrevernos a decir que el futuro no se ve mucho mejor. ¿Habrá que seguir esperando que el Estado cumpla con sus compromisos de atender, no digamos ya priorizar, a estos grupos? ¿Podremos hacer mucho al respecto? Tal vez por allí vamos mal, porque este Estado, tal como está dada la situación (Estado oligárquico históricamente de espaldas al pueblo), no va a cumplir nunca con sus compromisos. Pero se complica más aún la situación cuando vemos cómo ese Estado es manejado por administraciones corruptas que saquean los fondos públicos en su propio provecho. Tomar la situación de la niñez y la adolescencia aislando ambos grupos puede ser un callejón sin salida. Es decir: estos grupos etáreos -mayoritarios en relación al total nacional de la población para el caso de Guatemala- son parte de un todo complejo como es la sociedad en su conjunto, sociedad empobrecida y dependiente de un capitalismo global donde la prioridad, por cierto, no son niñas, niños y adolescentes. Ellas y ellos son un eslabón más de una cadena; eslabón importante, sin dudas, pero que no debería verse por separado. Lo que les sucede a...

Read More

¿Oligarquía o crimen organizado? Mario Roberto Morales

¿Oligarquía o crimen organizado? ¿Cabe preguntar qué es mejor? Mario Roberto Morales Por mi artículo pasado, algunos biempensantes de izquierda me acusan de afirmar que “es preferible el crimen organizado que financia a Baldizón, que el CACIF”. Como pienso por mi cuenta y no sigo líneas de partido ni capilla alguna, en el pasado he sido acusado de agente de la CIA, comunista, racista y, ahora, de baldizonista. Pero, moralismos biempensantes aparte, importa señalar que la aparente disyuntiva de esta acusación implica la falsa idea de que la oligarquía y el crimen organizado son entes separados y contrarios entre sí, cuando a menudo resulta difícil discernir su diferencia y mucho más su oposición como contrarios irreconciliables. Por si no bastaran los ejemplos de Vielmann y Sperissen —quienes perpetraban “limpiezas sociales” amparados en el Estado oligárquico de Óscar Berger (famoso por su contrabando “legalizado”)— y el de los empresarios miembros de La Línea-2 (Pérez Molina dixit) —quienes sobornaban a los funcionarios de la red de defraudación aduanera conocida ahora como La Línea-1—, quizá sea necesario recordar las acciones de La Oficinita en tiempos de Arzú, o que el lavado de dinero es el motor del capital financiero local y de su actividad bancaria. Hay más ejemplos, pero tal vez estos basten por ahora para ilustrar el hecho de que no se puede concebir una bipolaridad irreconciliable entre oligarquía y crimen...

Read More

¿Qué diferencia hay entre las mafias que nos gobiernan y un ladrón de teléfonos celulares? María del Carmen Culajay

¿Qué diferencia hay entre las mafias que nos gobiernan y un ladrón de teléfonos celulares? María del Carmen Culajay Tomemos al pie de la letra la pregunta del título de esta breve reflexión: ¿Qué diferencia hay entre las mafias que nos gobiernan y un ladrón de teléfonos celulares? ¡¡Ninguna!! O, en todo caso, habría que matizar un poco la respuesta. Sí, hay una: la cuota de poder con que cuentan los primeros. Pero en esencia son lo mismo. Incluso esto último también habría que matizarlo: no son exactamente lo mismo. Un ladrón de teléfonos celulares es un paria de la sociedad, un eternamente excluido, un síntoma de la marginación histórica de las grandes masas populares del país, en buena medida de origen indígena. Las mafias enquistadas en el Estado que desde hace un tiempo vienen manejando los hilos políticos de la nación, no son parias, no son excluidos. En muchos casos hasta doctorados tienen. Y en muchos casos, muchas medallas como ¿héroes? militares (pagadas por nosotros, claro). Ahora queda claro que lo que vivimos en el país desde hace unos meses es una lucha de poder entre grupos poderosos: el CACIF y los empresarios oligarcas tradicionales por un lado (con apoyo de la embajada de los Estados Unidos), y las mafias de nuevos ricos ligados al crimen organizado, por otro. ¿Quiénes son más delincuentes? Hoy por hoy, dada la...

Read More

Dogmas. Gerardo Guinea Diez.

Dogmas Gerardo Guinea Diez gguinea10@gmail.com La democracia, en andrajos, camina por calles y avenidas, se detiene en caminos de herradura, baja a los valles y los volcanes. Su andar es como si el silencio se quedara sin país, mientras los políticos cumplen a carta cabal su tarea: organizar el naufragio. La razón enflaqueció y la fragilidad aparece y desaparece según la última ocurrencia de un candidato y aunque aspiramos a otro destino, la voluntad del caos se impone hacia sí mismo. Eternos inquilinos de la argucia, la clase política nos han encerrado a paso de tortuga en el universo de los dogmas para llegar en enero a fundar la dictadura jurídica, la que se sustentará en infinidad de artículos constitucionales y códigos citados ad hoc según sea la urgencia parlamentaria o la acción de la Cicig o el Ministerio Público. Ese “decoro” jurídico recuerda la afirmación del escritor David Grossman: “Los extremistas carecen de movimiento interior”. Porque esa radicalidad reglamentaria es justamente la expresión de que están atrapados por la forma y no por el fondo. En otras palabras, la disociación entre realidad y promesas de campaña se antoja patológica. Y no es para menos cuando el listado de graves problemas que padece el país está fuera de los contenidos programáticos de los partidos. Aquí es la lucha del poder per se. Y es cuando cualquiera se pregunta qué...

Read More

La consagración de la primavera. Edgar Celada Q.

La consagración de la primavera Edgar Celada Q. eceladaq@gmail.com Al genio histórico literario combinado de Luis Cardoza y Aragón y Manuel Galich, debemos la identificación del decenio 1944-1954 como el de la primavera democrática en el país de la eterna tiranía. En estos meses de extendida indignación social, de exacerbación de la crisis política y de renacimiento de la esperanza popular en la posibilidad de construir otra Guatemala, la idea de una nueva primavera democrática también ha ganado fuerza: es el sueño, es la utopía chapina de una convivencia respetuosa, sin exclusión ni discriminación de ningún tipo. Es una primavera que aún se está pariendo a sí misma, en una encrucijada histórica en la que igual podemos seguir descendiendo hacia Xibalba, hacia el inframundo del Estado fracasado y paria, como reemprender el camino truncado hace 61 años e intentar tomar el cielo por asalto para, por fin, vivir en paz, con democracia y progreso social. En mayo de 1913 fue estrenado en París el ballet La consagración de la primavera, de Igor Stravinski. La obra fue resumida por el mismo compositor ruso: “Vi en mi imaginación un rito pagano solemne: los ancianos sabios, sentados en un círculo, observando a una muchacha que baila hasta morir. La están sacrificando para propiciar al dios de la primavera”. La idea de la obra, diría en otro momento el creador de Petrouchka y...

Read More

Elecciones: ¿farsa? Marcelo Colussi

Elecciones: ¿farsa? Marcelo Colussi mmcolussi@gmai.com, https://www.facebook.com/marcelo.colussi.33 Para las próximas elecciones todo indica que habrá un alto abstencionismo y un elevado porcentaje de voto nulo. Definitivamente la población votante está asqueada de tanto manejo sucio en el ámbito político, de tanta delincuencia y corrupción. La clase política está aborrecida. Sin dudas, los comicios del 6 de septiembre se viven como una completa farsa. Más que llamar a votar en nombre de una pretendida ciudadanía correcta, sería más pertinente analizar el porqué de ese repudio. Dijimos “farsa”. Sin dudas la hay: las ilegalidades y mediocridades inundan la escena. Pero la farsa va más allá de las corruptelas en danza actualmente. ¡La farsa es estructural! En el marco de las llamadas democracias representativas (sinónimo sin más de economías regidas por el mercado), las elecciones constituyen un episodio más del paisaje social, que en realidad no altera en lo más mínimo la estructura de base. Es similar en cualquier país que presente esa estructura: la diferencia entre los ricos del Norte y los pobres del Sur no está, precisamente, en su forma política –similares en lo fundamental– sino en la estructura económica, pilar de todo el edifico social. ¿Quién manda en estas democracias? ¿Realmente es el “pueblo” a través de sus “representantes”, elegidos en comicios libres cada cierto período de tiempo? Difícil creerlo. La experiencia muestra que más allá de ese acto ritualizado,...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: