Mes: agosto 2012

Assange y la justicia de los poderosos del mundo, de Carlos Figueroa Ibarra

En la segunda semana del mes de agosto de 2012  las noticias nos enteramos de una noticia insólita. El Reino Unido de la Gran Bretaña informaba en una nota diplomática al gobierno de Ecuador, que se reservaba el derecho de allanar la sede diplomática de dicho país para arrestar al fundador y director de Wikileaks, Julian Assange. La nota fue considerada por el gobierno Rafael Correa como un acto inamistoso y se reservó el derecho de recurrir a las “medidas diplomáticas más drásticas” si ese hecho se observaba. En efecto resulta inaudito que el gobierno británico sustente su amenaza de allanamiento en una ley interna que no tiene el estatuto que tiene la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas  que fue acordada en 1961.  La amenaza, la cual después  fue suavizada por el gobierno británico,  equipara a este con los gobiernos más deleznables en la historia del siglo XX. Pero la atenuación de la amenaza no implica que el gobierno británico no se reserve el derecho de capturar a Assange en el hipótetico momento en que saliera de la embajada para dirigirse al aeropuerto camino a Ecuador. En otras palabras, aunque no allane la embajada, el gobierno británico no otorgaría el salvoconducto necesario para que Assange pudiera salir del local diplomático. Así las cosas, Assange pareciera estar destinado a ser huésped forzado de la embajada ecuatoriana en Londres por...

Read More

El retorno, de Alejandro De León

Se han regresado a mi todas las ideas guardadas En aquella alcoba de los recuerdos reprimidos, Todo lo realmente importante retorna De forma hiriente a este espíritu solitario; Creo que ahora al fin he regresado. Anduve de gira por el mundo olvidado, Por el mundo de los ya abandonados; Aquella amistad sincera duro tan poco: Así es el sabor del néctar en la boca, ¡Toda una farsa! ¡Una farsa! La escena de la vida en manos de la mentira, La conveniencia mueve los hilos del títere Ya sea a favor o en contra de lo que le plazca: Esto nos han dejado aquellos que se fueron, Aquellos que ya no son y que por siempre serán. Los recuerdos emergen a la mente de un despistado; Distraído de la vida, se ha encendido el interruptor, De un estado llamado “en piloto automático” El cual borra toda tristeza, quita toda amargura Y paraliza todo sentido, pensamiento sin razón. No es tan importante recordar lo que ha pasado, Valioso es retomar lo que antes se ha vivido; Un buen recuerdo llega hasta que el dolor padece, La caída y la desdicha llegarán a regirme sabio; No necesito piedad, soy culpable de mis males. La razón por la razón es un estado sin sentido, Nada llega a mejor sin haber vencido a los de atrás; La gran comedia de la vida, la actuamos...

Read More

Un lugar lejano donde amar, de Ceuleman Jossimar Villacinda

Cuando nacieron mis sueños me sentí muy feliz porque descubrí que había un lugar lejano donde amar, habían pasado tres inviernos desde que conocí la palabra amor, en el bosque de mi corazón habitaba el perfume de su pasión y desde entonces había procurado ser sólo el hombre más soñador del universo. Habíamos sido los dos seres más felices, durante los tres primeros años ambulando solitarios por los anillos del espacio atravesamos el extenso sistema solar, con constelaciones tupidas que apenas si lograba filtrarse la oscuridad, todo parecía tan bello como cristales celestes todo era silencioso, el rumor de nuestras voces era lo único que se escuchaba en eco. Encontramos el primer lugar donde ella quiso descansar y para que se sintiera bien la complací de inmediato, me puse a investigar donde estaba ubicado y mi sorpresa fue que estábamos en el planeta Marte, era como una naranja flotante todo era lleno de paz y tranquilidad  donde podíamos brindarnos todo nuestro amor, pero había algo que no me parecía, éramos los únicos habitantes; después de varias horas ya no había más que hacer en el planeta rojo, lo que mi corazón me hizo hacer fue que me le acercara a su oído derecho exclamándole una poesía de amor como el color rojo del planeta que ella descubrió, nos marchamos de Marte para hacernos a una luz azul que se...

Read More

Para que sufra la canalla, de Mario Roberto Morales

Un modesto intento de ponerme en los zapatos del prójimo. La revista Forbes nombró a la Fiscal General de Guatemala como una de las mujeres que están cambiando el mundo por medio de la correcta aplicación de la justicia para erradicar la impunidad oligárquico-militar y fascista de la podrida derecha guatemalteca, célebre en el mundo entero por sus crímenes de lesa humanidad y sus violaciones de los derechos humanos disfrazadas de actos de guerra. Los más conspicuos cavernarios de esta cómicamente inculta y vulgarmente soberbia derecha, han montado en cólera y se atragantan con su propia bilis lamentando que su venerada publicación haya adoptado el credo socialista. ¡Es que los malditos comunistas se reproducen como indios –chillan–, por qué no se mueren! ¡Kaibiles, alertas: si me adelanto, sígueme; si me atraso, aprémiame; si me detengo, mátame! Y si no pienso, déjame en paz porque así nací y así soy (si no me quieres, ni modo). Qué sabroso es asistir a esta generalizada intoxicación biliosa en que se ha sumido la comunidad conservadora de Guatemala, al constatar que hasta la derecha que con tanta devoción admira, reconoce que este país ya no puede permanecer dominado por criminales y que esos criminales son precisamente sus admiradores chapines, los fascistas demodé, hoy convertidos en disciplinados tragadores de bilis. Atoraos a gusto, criaturitas del monte. La bilis es gratis. Detrás de ese inocente...

Read More

La desaparición forzada de personas (segunda parte), de Lucrecia Molina Theissen

Principales rasgos del método Amnistía Internacional[i]  al analizar la conducta de los agentes de las desapariciones, ubica dos tendencias principales en relación a los procedimientos empleados. En Guatemala, tras un manto de legalidad dado por medio de sucesivas elecciones[ii], el ejército recurrió a la incorporación de grupos paramilitares que “…operaron con impunidad y fuera de la ley, pero absolutamente integrados a la red de seguridad oficial”. Por el contrario, en Argentina, a pesar de la existencia de grupos paramilitares que cumplían labores de información y represión directa, no fueron utilizados para secuestrar y desaparecer más que en muy eventuales ocasiones. La práctica, adoptada como política estatal, fue totalmente centralizada por las fuerzas armadas. No obstante esta diferencia -incorporación o no de grupos paramilitares que fue más notable en los inicios de la puesta en práctica-, a medida que se fue refinando el método adquirió ciertas características que nos es posible establecer en nivel general: • Las desapariciones forzadas formaron parte del trabajo de la inteligencia militar; • Su práctica fue centralizada y dirigida desde el más alto nivel de decisión militar en orden descendente por medio de los aparatos de inteligencia; • Era clandestina. Para perpetrarla, se estableció un aparato que incluyó grupos operativos, locales de reclusión, vehículos, armamento, disfraces; médicos y psiquiatras que contribuyeron en la fase del interrogatorio; etc.; y, • Paralelamente, se desarrolló una campaña de...

Read More

La desaparición forzada de personas (primera parte), de Lucrecia Molina Theissen

Cuando los militares guatemaltecos empezaron a utilizar la práctica de la desaparición forzada de personas como un método represivo, creyeron que habían descubierto el crimen perfecto: dentro de su inhumana lógica, no hay víctimas, por ende, no hay victimarios ni delito. Entre 1973 y 1984, años de fuego, en los que me comprometí con opciones de cambio en Guatemala como parte de una generación que recogió la estafeta de la truncada Revolución de Octubre, viví la desaparición forzada de amigos y amigas y compañeros/as de lucha. Sin embargo, no fue sino hasta que me tocó experimentarla directamente que sentí en la piel y en el alma su impacto brutal. Eso sucedió con la desaparición temporal de mi hermana menor –mantenida prisionera en el cuartel Manuel Lisandro Barillas de Quetzaltenango, de donde huyó tras nueve días de torturas- que fue seguida por la desaparición definitiva de mi hermano, detenido ilegalmente y desaparecido el 6 de octubre de 1981 por la G2 del ejército guatemalteco. En un país en el que ahora la violencia mata más gente que entonces, adormecido por el impacto de hechos graves contra la vida y la integridad de las personas, en el que la convivencia cotidiana con el horror ha llevado a naturalizarlo, pareciera ocioso seguir insistiendo sobre un crimen que ocurrió hace muchos años. Quienes seguimos hablando de esto somos vistos/as como reliquias de museo...

Read More

En los ochenta años del Choco Matute, de Carlos Figueroa Ibarra

Hay vidas que deben celebrarse por la entereza con la que se enfrentan a la adversidad.  Es el caso de Mario René Matute García-Salas quien  el lunes 20 de agosto del presente año de 2012, llegó a la envidiable  cifra de vida de 80 años. Un texto que me fue enviado por mi amigo Carlos Cáceres me hizo saber que nuestro amigo común llegaba a los ochenta. Confieso que escribo esto de la entereza con sentimientos mixtos. Desde  que hace muchos años cuando leí su libro “El problema psicosocial de la ceguera” publicado en 1972 por la Universidad de San Carlos de Guatemala, entendí que el Choco Matute nos instaba a los videntes a no tener una actitud paternalista hacia los invidentes. Ciego desde los cuatro años de edad, Mario René mostró a sus amigos y a los hijos de sus amigos,  que un invidente podía hacer muchas cosas y que no debía ser objeto de lástima o paternalismo. Tengo presentes  los casos de grandes músicos como Ray Charles, José Feliciano, Andrea Bocelli  o  Stevie Wonder quienes llegaron a la cima demostrando su enorme genio creador desde la invidencia. Algo así ha pasado con Mario René Matute, conocido por sus amigos entre los cuales me cuento porque con gusto acepté la herencia de mi padre. Empezando por su apodo, que generalmente se usa para aquellos que usan espejuelos, sobre...

Read More

Carta de un padre para su hija, de Silvia Titus

Querida hija, Recuerdo cuando te cargaba en mis brazos y tú ponías tus pequeños brazos alrededor de mi cuello y recostabas tu cabeza de rizos de oro en mi hombro.  Era el hombre más feliz del mundo cuando hacías eso.  Sabía que confiabas en mí ciegamente.  Te gustaba que te sentara en mis hombros y jugar con mi cabello mientras recorríamos grandes distancias juntos.  Te encantaba descubrir el mundo desde esa altura. Por las noches te leía tu cuento favorito ya que no querías escuchar ningún otro.  Sólo querías saber de la princesa que había besado a un sapo y al hacerlo el sapo se había convertido en un príncipe azul.   Te arropaba hasta el cuello y te besaba en la frente y te decía cuanto te quería.  Tú me lo decías a mí también y te quedabas casi instantáneamente dormida. Cuando tenías pesadillas llorabas y al llegar a tu habitación te acurrucabas en mis brazos y nadie te sacaba de ahí.  Decías que sólo yo podía protegerte del monstruo o del fantasma. Te llevaba al parque y te veía subir el resbaladero una y otra vez mientras me decías: “ ¡Mira papá! ” y te resbalabas de distintas maneras hasta llegar al piso. Cuando aprendiste a dibujar, cada día al regresar del trabajo, me tenías un dibujo listo.  Yo era representado siempre de distinta manera:  un punto rojo,...

Read More

La revista Forbes y la Fiscal General de Guatemala, de Mario Roberto Morales

La revista Forbes nombra a la Fiscal Claudia Paz y Paz como una de las mujeres que están cambiando el mundo por medio de la aplicación de la justicia para erradicar la impunidad oligárquico-militar y fascista de la podrida derecha guatemalteca. Los más conspicuos cavernarios de la misma se enfurecen y tragan y escupen toneladas de bilis. Salud y que les aproveche. Enhorabuena, respetada...

Read More

Diccionario Dixio

Nos leen en: